Posteado por: mvmspanish | agosto 23, 2018

JESUCRISTO ES EL MISMO AYER, Y HOY, Y POR LOS SIGLOS – Hebreos 13:8

Esta declaración de fe ha sido una fuente de fortaleza y aliento para los cristianos en todas las generaciones durante siglos, porque Jesucristo, personalmente y espiritualmente, es nuestra única ancla segura.

Jesucristo es el mismo por toda la eternidad. ¡Él es eterno e incontestable!

El salmista declaró: “Pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán” (Salmos 102:27).

Jesucristo es el mismo ayer porque Él estuvo activo en la creación. “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Hebreos 1:1-2).

Jesucristo es el mismo hoy ofreciendo salvación a todos los que invocan su nombre. Por lo tanto, “si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones” (Hebreos 4:7).

Jesucristo es el mismo para siempre que reina en gloria a la diestra del Padre que está en los cielos. “Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios” (Hebreos 10:12).

Necesitamos entender que Jesucristo es inmutable como lo dice la Biblia. Hace muchos años atrás, Él murió en nuestro lugar en la cruz para tomar nuestros pecados. Hoy Él intercede representándonos ante el Padre que está en el cielo. Él es por siempre nuestro gran Sumo Sacerdote. El escritor de Hebreos declara: “Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable” (Hebreos 7:23-24). Aquí las Escrituras claramente establecen que Jesucristo es el mismo por siempre. Todo lo que Jesús fue ayer; Él es hoy y lo será para siempre.

Cuando leemos las palabras “Jesucristo el mismo ayer”, pensamos en Su nacimiento en Belén, sí, es cuando se hizo carne con el propósito de venir a la tierra para reconciliarnos con el Padre. “Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1 Corintios 15:21-22).

Necesitamos entender que Él es la segunda persona eterna de la Santísima Trinidad. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios” (Juan 1:1-2). Aquí vemos de nuevo cuando leemos (Hebreos 1:1-2), que Cristo estaba con Dios y que Jesucristo era Dios. “Él estaba en el principio con Dios.”

Cuando todo lo demás tuvo un comienzo, Él ya existía y no tuvo comienzo. “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres” (Juan 1:3-4).

Jesucristo es la misma persona que preexistió antes de encarnar, y es el mismo que recorrió los polvorientos caminos de Galilea, sanó a los enfermos, dio vista a los ciegos y resucitó a Lázaro de entre los muertos; entre muchas otras cosas.

En su asombrosa oración la noche antes de Su muerte por crucifixión, Jesús oró: “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Juan 17:5).

Él vino de la gloria y volvió a la gloria. Aquí está la verdad más profunda y relevante en la Palabra de Dios. Jesucristo vino de la gloria y se hizo carne, y se humilló a sí mismo para morir como nuestro sustituto para pagar nuestra pena de muerte. Ahora Él ha regresado a la gloria que tuvo con el Padre en la eternidad, y como prometió en Juan 14:1-4, vendrá por Sus hijos redimidos, todos aquellos que creen, confían y obedecen a Él.

Sus discípulos testificaron Su ascensión y les dijeron: “Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11).

Él volverá de la manera que fue. Jesús que fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por Su llaga fuimos nosotros curados, que clamó, “consumado es”, resucitó de entre los muertos y ascendió al cielo, será el mismo cuando regrese a esta tierra en Su gloria triunfante.

Cuando él vuelva, no usará las vestiduras de siervo, sino las vestiduras del eterno Rey de la gloria. Él estará vestido con las vestimentas del Rey de reyes y Señor de señores.

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y para siempre”. Él vino por primera vez para cargar nuestro pecado e iniquidad y morir como nuestro sustituto. Hoy Él está en el cielo haciendo intercesión por nosotros como nuestro Mediador. Y cuando venga de nuevo, “que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;  y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (Filipenses 2:10-11).

Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Y el apóstol Pedro predicó: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” (Hechos 4:12).

“Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” (Apocalipsis 1:8).

“He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.  Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.” (Apocalipsis 22:12-14)

Nuestro Señor y Salvador es el Cristo eterno e inmutable, el Mesías Ungido. Cree en Él y sé salvo hoy, mientras todavía tienes tiempo, porque: “El que da testimonio de estas cosas dice: ” El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.” (Apocalipsis 22:20-21)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: