Posteado por: mvmspanish | febrero 22, 2018

LA IMPORTANCIA DE VIGILAR Y ORAR – Lucas 21:34-36

“Estad alerta, no sea que vuestro corazón se cargue con disipación y embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre vosotros como un lazo; porque vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. Mas velad en todo tiempo, orando para que tengáis fuerza para escapar de todas estas cosas que están por suceder, y podáis estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:34-36). 

Jesús está hablando de vigilia, de estar alerta, de estar listo. La palabra “alerta” habla de la necesidad de estar atento a la repentina calamidad. Por lo tanto, las personas que profesan ser cristianos deben vivir a la luz del hecho de que el Señor puede venir en cualquier momento y por tanto debemos estar siempre en guardia, siempre estar alerta porque Su regreso es inminente, lo que significa que es probable que ocurra en cualquier momento. 

Jesús enumera tres cosas que pueden pesar nuestros corazones; (1) la disipación, (2) la embriaguez y (3) las preocupaciones de esta vida. La expresión “aquel día” se refiere al tiempo del fin y al día del regreso del Señor. “Mas velad” significa que te estoy advirtiendo. 

En Mateo 24:36-39, Jesús dice: “Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre.” 

Entonces, aquí vemos nuevamente una comprensión urgente de la necesidad de estar listos. Y en estos versículos, Jesús advierte que será como en los días de Noé. Al igual que Noé predicó durante 120 años y nadie lo escuchó, de la misma manera, la gente de hoy no está interesada en escuchar, prepararse o esperar por Su segunda venida. 

Es de esperar que los incrédulos vivan indiferente e irresponsablemente, y sin consideración por el Señor; pero ciertamente no esperamos que los creyentes se aprovechen de Su ausencia y se comporten de manera irresponsable. 

Un verdadero creyente quiere vivir con tal anticipación de la venida de Cristo que su corazón no está agobiado por el pecado. El apóstol Juan lo expresó de esta manera en 1 Juan 2:28; “Y ahora, hijos, permaneced en El, para que cuando se manifieste, tengamos confianza y no nos apartemos de El avergonzados en su venida”. 

¿Estás preparado para encontrarte con Jesús? ¿Has hecho la preparación espiritual necesaria? La Biblia nos dice: “No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo” (1 Juan 2:15-16). 

Jesús nos dice: “Mas velad en todo tiempo, orando para que tengáis fuerza para escapar de todas estas cosas que están por suceder, y podáis estar en pie delante del Hijo del Hombre” (v.36). 

En el jardín de Getsemaní, Jesús les pidió a Sus discípulos “quedaos aquí y velad conmigo”, pero cuando regresó, los encontró dormidos y les advirtió: “Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil” (Mateo 26:41). 

Necesitamos velar y orar para que Dios haga que los fieles sean considerados dignos. Nuestra fe, nuestra vigilia y oración, nuestra confianza en el regreso de Cristo se cuenta como justicia. Justo como cuando Abraham creyó a Dios y le fue contado como justicia. 

Velar y orar hace que el creyente escape de las cosas que vienen a la tierra y se mantenga justificado ante el Hijo del Hombre cuando venga para estar de pie delante del Señor; justificado, listo para ser semejante a Su cuerpo glorioso (Filipenses 3:21); listo para ser conformado a Su imagen (Romanos 8:29); y listo para “servir a Dios día y noche en Su templo” (Apocalipsis 7:15). 

¿Entonces cómo podemos hacer esto? El arma que Jesús usó para vencer fue la oración y la Palabra de Dios. Los discípulos de Jesús hoy también deben velar y orar. Somos fácilmente distraídos por este mundo, nuestras necesidades y deseos carnales, y los esquemas del enemigo (2 Corintios 2:11). Cuando quitamos nuestros ojos de Jesús, nuestros valores comienzan a cambiar, nuestra atención vaga, y pronto estamos viviendo como el mundo y produciendo pocos frutos para el reino de Dios (1 Timoteo 6: 18-19). Él nos advirtió que debemos estar preparados en todo momento para presentarnos ante Él y dar cuenta de nuestras vidas (Romanos 14:12, 1 Pedro 4:5, Mateo 12:36). 

“Velad y ore”. Solo podemos permanecer fieles cuando nos dedicamos a la oración. Con el fin de vigilar, debemos orar para la resistencia y libertad de distracciones (Juan 14:14). Cuando vivimos con la ansiosa expectativa del regreso del Señor, es más probable que mantengamos nuestras vidas puras y nuestros corazones listos para encontrarlo. 

La vigilancia conduce a la santidad y queremos vivir con una conciencia clara para que cuando el Señor venga podamos encontrarlo con una mente clara y pura. Esto significa que nosotros tenemos que tener una unión constante con Dios y buscarlo para tener el poder de vencer todo el pecado. 

Nuestra necesidad como cristianos es obedecer el mandato de Jesús a Sus discípulos: “Velad y orad…” Esté atento a cualquier y todas las tentaciones que pueden traer calamidades, y encuentre la fuerza a través de la oración para estar en pie delante del Hijo del Hombre. 

Por favor, recuerden que cuando fallamos, “si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).

Anuncios

Responses

  1. Qué enseñanza más hermosa, que nos ayuda a estar siempre en contacto con nuestro Señor Jesucristo. Gracias , por entregarnos este alimento espiritual a nuestras vidas. Dios les bendiga y dando sabiduría


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: