Posteado por: mvmspanish | febrero 1, 2018

¿HAS ACEPTADO A JESUCRISTO COMO SU SALVADOR Y LE HECHO EL SEÑOR DE SU VIDA? – 1 Juan 2:3-4

Muchas personas creen en Jesucristo como el que vino del cielo para salvar al hombre del pecado y una eternidad en el lago de fuego. El problema que enfrentan muchos es que no lo convierten en el Señor de su vida. 

Necesitamos entender que aceptar a Cristo como nuestro Salvador también requiere que lo reconozcamos como el Señor de nuestra vida y que nuestro deseo sea complacerlo en todo lo que hacemos. 

Las Escrituras enseñan que el comportamiento es una prueba importante de fe. La obediencia es evidencia de que la fe de uno es genuina; porque si una persona no está dispuesta a obedecer a Cristo, él proporciona evidencia de que su “fe” es solo de nombre: “Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él” (1 Juan 2:3-4). Una persona puede reclamar a Jesús como su Salvador y pretender obedecerlo por un tiempo, pero, si no hay cambio de corazón, su verdadera naturaleza finalmente se manifestará. Este fue el caso de Judas Iscariote. 

¿Puede un pecador rechazar el señorío de Cristo y reclamarlo como Salvador? ¿Puede alguien decir una “oración de pecador” y seguir con su vida como si nada hubiera sucedido y todavía llamarse “cristiano”? La respuesta es “no”, porque es imposible ser cristiano y vivir en carnalidad de por vida, disfrutando de los placeres del pecado, y nunca buscando glorificar a Jesucristo como Señor. Por lo tanto, es trágico dar falsas esperanzas a los pecadores no arrepentidos; más bien debemos declarar todo el consejo de Dios como Jesús le dijo a Nicodemo: “Tienes que nacer de nuevo” (Juan 3:7). 

El pecador no solo debe arrepentirse de su pecado, sino que debe ceder a la autoridad de Cristo. Un pecador que rechaza la autoridad de Cristo en su vida no tiene una fe salvadora, ya que la verdadera fe abarca una rendición total a Dios. Por lo tanto, el evangelio requiere algo más que tomar una decisión intelectual o decir una oración; el mensaje del evangelio es un llamado al discipulado. Las ovejas seguirán a su Pastor en obediencia sumisa. 

Si una persona realmente está siguiendo al Señor, obedecerán las instrucciones del Señor. Una persona que vive en pecado intencional obviamente no ha elegido seguir a Cristo, porque Cristo nos llama a salir del pecado y nos lleva a la justicia. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). 

El objeto de la fe es Jesús mismo, no una promesa, una oración o un credo. La fe debe implicar un compromiso personal con Cristo, y no debemos vivir para nosotros mismos, sino para Cristo que murió por nosotros y luego resucitó (2 Corintios 5:15). Es más que estar convencido de la verdad del evangelio; es un abandono de este mundo y un seguimiento del Maestro. El Señor Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27). 

La fe verdadera siempre produce una vida cambiada y el interior de la persona es transformada por el Espíritu Santo: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí” (Gálatas 2:20), y “sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado” (Romanos 6:6). 

Aquellos que se rindieron al señorío de Cristo, siguen a Jesús (Juan 10:27). Obedecen los mandamientos de Dios (1 Juan 2:3; Juan 15:14), hacen la voluntad de Dios (Mateo 12:50), permanecen en la Palabra de Dios (Juan 8:31), guardan la Palabra de Dios (Juan 17:6), hacen buenas obras (Efesios 2:10) y continúan en la fe (Colosenses 1: 21-23). 

La Escritura enseña que Jesús es el Señor de todos. Cristo exige la rendición incondicional a Su voluntad: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros” (Santiago 4:7-8). Aquellos que viven en rebelión contra la voluntad de Dios no tienen vida eterna, porque “Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (Santiago 4:6). 

Jesús advirtió cuando dijo: “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?” (Lucas 6:46). También advirtió severamente a aquellos que dicen obedecerlo y hacer Su obra de su destino final: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:21-23). 

Llegará un día en que cada persona que haya vivido se inclinará y reconocerá que Jesucristo es el Rey de reyes y el Señor de señores. Pero mientras en este cuerpo y en este mundo, un verdadero cristiano debe vivir momento a momento en sumisión fiel al señorío de Jesucristo. 

Aquellos que verdaderamente han aceptado a Jesucristo como su Salvador lo amarán y lo obedecerán como su Señor, porque aquellos a quienes amamos anhelamos agradar (Juan 14:15).

 

Anuncios

Responses

  1. Gracias por tan necesarias palabras para entender la sumisión a Jesús. Gracias, muchas gracias.

  2. Muchas gracias ,por tan linda y cierta ,meditacion,esta muy apropiada, para levantar ,las almas tibias ,y para quienes ,aun l estan pensando, para recibir ,tan grande e inmerecido! REGALO!,DIOS es lo mas grande e importante,que cada persona ,deberia aceptar y recibir en su Corazon.

    • Gracias por su comentario Laura. Que Dios la siga bendiciendo ricamente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: