Posteado por: mvmspanish | enero 25, 2018

JESÚS REGRESARÁ POR SUS VERDADEROS CREYENTES – 1 Tesalonicenses 4:13-17 y 1 Corintios 15:50-54

Vamos leer dos pasajes bíblicos muy importantes hoy, que tratan sobre lo que sucede después de que morimos y cuando el Señor viene por aquellos que lo han aceptado como su Señor y Salvador. Por lo tanto, para comprender esto mejor necesitamos familiarizarnos con estos pasajes de las Escrituras y entender lo que dicen. 

“Pero no queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como lo hacen los demás que no tienen esperanza.14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con El a los que durmieron en Jesús. 15 Por lo cual os decimos esto por la palabra del Señor: que nosotros los que estemos vivos y que permanezcamos hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. 17 Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre” (1 Tesalonicenses 4:13-17). 

1 Corintios 15:50-54 también describe a los creyentes que resucitarán y reciben cuerpos glorificados: “Y esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni lo que se corrompe  hereda lo incorruptible. 51 He aquí, os digo un misterio: no todos dormiremos, pero todos seremos transformados 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final; pues la trompeta sonará y los muertos resucitarán  incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Devorada ha sido la muerte en victoria.”

Para los creyentes en Jesucristo, la Biblia nos dice que después de la muerte, sus almas / espíritus son llevados al cielo, porque sus pecados han sido perdonados. Pablo nos dice que cuando un creyente muere, él está “ausente del cuerpo y habita con el Señor” (2 Corintios 5:6-8, Filipenses 1:23). Esto es posible solo para aquellos que han aceptado a Jesucristo como su Salvador y lo han hecho el Señor de su vida. Pablo explica que a medida que el cuerpo físico permanece en la tumba “durmiendo” (v.15-16), sus almas / espíritus irán a estar con Cristo inmediatamente después de la muerte. 

En la resurrección de los creyentes, aquellos que se han quedado dormidos, su cuerpo físico es resucitado, glorificado, y luego reunidos con su alma / espíritu que ya ha estado en casa con el Señor. Este espíritu alma-reunido y glorificado será la posesión de creyentes por la eternidad en cielo nuevo y una tierra nueva (Apocalipsis 21-22). Y aquellos que están vivos en ese momento y son arrebatados sin haber presenciado la muerte serán instantáneamente cambiados de corruptible a incorruptible y siempre estarán con el Señor. 

Ahora, ¿qué sucede con aquellos que no reciben y / o rechazan a Jesucristo como Salvador? Similar al destino de los creyentes, las almas / espíritus de los incrédulos también deben ser enviados inmediatamente a un lugar de espera temporal, a la espera de su resurrección final, el juicio y la condena a su destino eterno. En Lucas 16:22-23, Jesús describe a un hombre rico siendo atormentado inmediatamente después de la muerte. Y Apocalipsis 20:11-15 describe que los incrédulos que están muertos van a ser resucitados, juzgados en el Gran Trono Blanco, y luego serán arrojados al lago de fuego por la eternidad. Los incrédulos, entonces, no son enviados al lago de fuego, inmediatamente después de la muerte, sino que están en un reino temporal de juicio y condena. Sin embargo, aunque los incrédulos no sean enviados instantáneamente al lago de fuego, su destino inmediato después de la muerte no es agradable. El hombre rico clamó: “Estoy agonizando en este fuego” (Lucas 16:24). 

Como vemos, después de la muerte, una persona reside en un cielo o infierno “temporal”, hasta que nuestro Señor Jesucristo lo haga todo nuevo (Apocalipsis 21:5). Después de estar en este reino temporal, en la resurrección final, el destino eterno de una persona no cambiará. La “ubicación” precisa de ese destino eterno es lo que cambia. A los creyentes finalmente se les otorgará entrada al nuevo cielo y la nueva tierra (Apocalipsis 21:1); mientras que los incrédulos serán finalmente enviados al lago de fuego (Apocalipsis 20:11-15). Estos son los destinos finales y eternos de todas las personas, basado completamente en si confiaron solo en Jesucristo para la salvación (Mateo 25:46; Juan 3:36). 

Jesús dijo: “En verdad, en verdad os digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación, sino que ha pasado de muerte a vida…. porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán su voz, y saldrán: los que hicieron lo bueno, a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio” (Juan 5:24, 28-29). 

Nuestro Señor nos advirtió durante Su ministerio: “Cuídense de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (Mateo 7:15). 

La razón por la que nos dirigimos a estas declaraciones de Cristo es que hay una opinión popular en muchos cultos y sus seguidores de que hay esperanza para aquellos que no aceptaron a Cristo en esta vida. Enseñan sobre una ‘segunda oportunidad’ después de la muerte, como pagar por sus pecados en el purgatorio y ser purificados antes de alcanzar el cielo; que es una mentira de Satanás, o quizás a través de la reencarnación, otra mentira del padre de las mentiras. 

Muchos falsos profetas también enseñan que hay muchos caminos hacia el cielo, mientras que Jesús dijo: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6). Otra respuesta se encuentra en Hebreos 9:27 que declara que “está decretado que los hombres mueran una sola vez, y después de esto, el juicio”. Entonces, a medida que aprendemos, sabemos que no hay apoyo bíblico en absoluto para la noción de una ‘segunda oportunidad’ después de que mueres. La única oportunidad que usted tendrá para rectificarse con Dios es la oportunidad que Dios le ofrece en este momento mientras respira; porque una vez que estás muerto, tu destino ha sido decidido por toda la eternidad. 

Recordemos las palabras reconfortantes que Jesús les aseguró a sus discípulos antes de ir a la cruz que: “En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros. Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros” (Juan 14:2-3). 

Si conoces a Jesús, no tienes nada que temer cuando la muerte llama a tu puerta. La muerte viene a todos nosotros: vendrá para ti y para mí uno de estos días. ¿Conoces a Jesús? Si es así, entonces no necesitas vivir con temor. 

La muerte no es el final del camino, es solo el comienzo. Para el creyente, la muerte es la puerta al cielo. Para el incrédulo, es una travesía a un horrible sufrimiento para siempre. 

Recuerde que lo que sucede cuando usted muere depende de lo que sucede antes de morir. Por lo tanto, asegúrese de estar listo para que cuando llegue el momento, no se sorprenda de lo que sucederá a continuación. Todo depende de usted. Dios te ofrece la opción. Dios te invita a venir a Él. Es tu decisión. 

Estamos orando para que aceptes el regalo gratuito de la salvación que Jesús ofrece, antes de que sea demasiado tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: