Posteado por: mvmspanish | enero 18, 2018

APRENDIENDO ACERCA DE LA NATURALEZA DE DIOS – Salmo 86:15

Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad. (Salmo 86:15) 

La Biblia enseña que Dios es grande en amor, paciente y misericordioso, como se describe en (Salmos 86:15), y el apóstol Juan escribió que “Dios es amor” (1 Juan 4: 8). 

Hay muchos pasajes bíblicos donde leemos acerca de cómo Dios se preocupa por nosotros. “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte a su debido tiempo. Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6-7). Ese es un pensamiento muy reconfortante. 

Otro pasaje escrito por el profeta Jeremías nos dice que: “Que por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias; nuevas son cada mañana. ¡Grande es tu fidelidad! ‘Mi porción es Jehová; por tanto, en él esperaré’, dice mi alma” (Lamentaciones 3:22-24). 

Sin embargo, la Biblia también enseña claramente que hay otro aspecto del carácter de Dios que es de crucial importancia, que es Su Santidad. Levítico 11:44; Isaías 6:3; 1 Pedro 1:16 todos hablan de “sed santos, porque yo soy santo”, y esto es lo que Satanás quiere que ignoremos. 

La Biblia enseña que Dios es perfectamente Santo. Debido a este atributo de Su carácter, no puede tolerar el pecado: “Jehová es tardo para la ira y grande en misericordia, perdona la maldad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable…” (Números 14:18). La Biblia nos dice que Dios debe tratar con el pecado, y Él lo hace de una de dos maneras: por la gracia o por la ira. 

Juan 3:16 dice que: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.” Pero pocos parecen tomar nota de las palabras que se registran algunos versículos después: “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que se niega a creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él” (Juan 3:36). 

Venimos bajo la gracia de Dios al poner nuestra fe en Jesús y apropiarnos de Su sacrificio expiatorio por nuestras vidas (1 Juan 1:7). No hay salvación aparte de Jesús (Hechos 4: 10-12). Aquellos que han rechazado el regalo de gracia de Dios en Jesús están bajo la ira de Dios (Juan 3:36), y no tienen a nadie a quien culpar más que a sí mismos. 

Necesitamos darnos cuenta de que Dios no cambia y que Sus mandamientos deben ser obedecidos para que tengamos una relación amorosa y pura con Él. En el Antiguo Testamento leemos: “Porque yo, Jehová, no cambio…” (Malaquías 3:6). Y en el Nuevo Testamento: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos” (Hebreos 13:8). 

Además de ser un Dios amoroso, Su palabra también nos dice que Dios es un Dios de ira. El profeta Nahúm lo resumió de manera excelente. Al escribir sobre el amor de Dios, dijo: “Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia, y conoce a los que en él confían” (Nahúm 1:7). Pero unos pocos versículos anteriores, Nahúm habló de la santidad y de la ira de Dios (Nahum 1:2-3): “Jehová es Dios celoso y vengador; Jehová es vengador y está lleno de indignación; se venga de sus adversarios y se enoja con sus enemigos. Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable…. “ 

Dios quiere que una persona se arrepienta y por eso envió a Su Hijo a reconciliarnos con Él. A lo largo de la Biblia, Dios demuestra Su misericordia al nunca derramar Su ira sin previo aviso. Advirtió al mundo a través de la predicación de Noé durante 120 años. Trató de advertir a Sodoma y Gomorra a través de Abraham. Él envió tanto a Jonás como a Nahum para advertir a la ciudad pagana de Nínive. 

Envió profeta tras profeta para llamar a las naciones de Israel y Judá al arrepentimiento: “Jehová, el Dios de sus padres, les envió constantemente avisos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su morada. Pero ellos se mofaban de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio” (2 Crónicas 36:15-16). 

Al estudiar Apocalipsis, leemos acerca de la misericordia de Dios con respecto a la Tribulación. En lugar de simplemente derramar Su ira sobre las naciones rebeldes del mundo, destruyéndolas en un instante con una catástrofe abrumadora, somete al mundo a una serie de juicios que se incrementan secuencialmente en alcance e intensidad (Apocalipsis 6, Apocalipsis 8 y 9 y Apocalipsis 16). 

Necesitamos entender que no hay ninguna razón para que un hijo de Dios tema la ira de Dios. Pablo escribió que, dado que hemos sido justificados por la sangre de Cristo, “seremos salvos de la ira de Dios por medio de él” (Romanos 5: 9); y que “Dios no nos ha puesto para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Tesalonicenses 5:9). 

Por favor pregúntate si estás bajo la gracia de Dios o estás bajo Su ira. Valdría la pena que te unas a un buen estudio bíblico donde se enseña la verdad de la Palabra de Dios. Jesús vendrá pronto y cuando Él aparezca, o tu tiempo se ha terminado en esta tierra, entonces ¿estarás ausente del cuerpo y presentes con el Señor, o serás echado para siempre de estar en Su presencia? 

¿Estás bajo la gracia o la ira? La decisión es tuya. Esperamos que “nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia” (Efesios 5:6). 

Dios es un Dios de gran Santidad y dignidad; Él es digno de nuestra humilde adoración, admiración y vida santa. Por favor, “no te dejes engañar: Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará, porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna” (Gálatas 6:7-8).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: