Posteado por: mvmspanish | diciembre 21, 2017

¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DE LA VERDADERA MÚSICA DE ADORACIÓN? – Salmo 95:1-6

¿Que tipo de música es apropiada para el servicio de adoración en la iglesia? Aquí están algunas ideas antes de que vayamos a algunas preguntas y respuestas abajo. 

Así que, ¿Pueden las iglesias honrar a Dios en la música que ellos usan? En orden de responder esta cuestión correctamente, debemos comenzar observando los principios de la Palabra de Dios. Ninguna preferencia personal ni ninguna tendencia cultural puede ser nuestra guía. Aun en el área de la música, la Escritura debe ser nuestra autoridad. 

Abajo hay preguntas que los pastores y los líderes de la iglesia, junto con toda la congregación, debe hacerse acerca de la música de adoración que se usa en su iglesia. Tomadas directamente de los principios bíblicos, estas cuestiones pueden no responder cada caso específico, pero ellas proveen una lista de comprobación teológica para examinar la música de la iglesia. 

  • ¿Esta la música de su iglesia enfocada en Dios? Sin cuestión, la verdadera adoración debe estar centrada en Dios (Éxodos 20:3-6), porque El es solamente digno de alabar (Salmo 148:13). El es nuestro Rey exaltado y El debe ser el centro de nuestra devoción.

Dado que el propósito de la música de la iglesia es proveer un vehículo para adorarle, debe ser enfocado en Dios en vez de ser centrado en el hombre.

Porque la adoración bíblica demanda un enfoque centrado en Dios, la música de la iglesia (que es legítimo que se le llame música de adoración) debe comenzar y finalizar con El. 

  • ¿Promociona la música de su iglesia una alta perspectiva de Dios? La música que es digna debe promover una correcta y exaltada perspectiva de quien es El (lea Isaías 40:12-26). A través de la Escritura, todos los que se han encontrado con el Dios viviente fueron radicalmente cambiados. No hay nada ordinario acerca del Dios que vieron o de la temblorosa respuesta de completa adoración que ellos dieron. Nuestra música entonces, debe  transmitir claramente la majestad, la gloria, y el honor de Dios (Romanos 11:33-36, Apocalipsis 14:7). 
  • ¿Es la música en su iglesia hecha de manera ordenada? El Dios a quien servimos es un Dios de orden. Esto se ve más claramente en Su creación del mundo, cuando le dio forma y función (Génesis 1). No es sorpresa, entonces, que el apóstol Pablo mandara a los Corintios el directivo que en la iglesia “todo debe hacerse de una manera apropiada y con orden” (1 Corintios 14:40). 

Emocionalismo sin sentido, más acelerado por la repetición, se convierte en paganismo ritualista, del mismo modo que Mateo 6:7 nos advierte que no usemos repeticiones vanas como hacen los paganos. 

  • ¿Se suena bíblico el contenido de la música de su iglesia? Un canto que es bíblicamente inexacto, fuera de contexto, solo obstaculizará el crecimiento espiritual de aquellos que lo canten. 

Mientras que la música instrumental es ciertamente apropiada durante el servicio de adoración (2 Crónicas 5:13) que no dominen las voces y se conviertan en el centro de atención y un espectáculo. Tenemos que tener en cuenta que la música de adoración tiene el propósito de profundizar la comprensión bíblica y teológica de la congregación. 

  • ¿Promociona la música de su iglesia la unidad? El objetivo principal de la música en la iglesia es adorar a Dios. Si tenemos unidad con Dios, tendremos unidad entre nosotros (Filipenses 2 1-2). 
  • ¿Esta realizada la música en su iglesia con excelencia? La música de la iglesia, junto con todo lo que hacemos, debe hacerse para la gloria y el honor de Dios (1 Corintios 10:31). Como nuestro Perfecto Maestro y Padre amoroso, Él ciertamente merece lo mejor que podemos ofrecerle. La música que no es sincera y es una actuación egoísta, no es adoración, y Dios la ve como puro ruido (Amos 5:23). 
  • ¿Usted prepara la música de su iglesia para la predicación de la Palabra de Dios? Es solo a través de la Palabra de Dios que podemos aprender acerca de Él; es solo a través de la Biblia que Dios se revela a nosotros. La Escritura, entonces, debe ser la pieza central de nuestra adoración corporal, proporcionándonos Su mensaje en la letra de la canción. 
  • ¿Adorna la música de su iglesia el evangelio de Jesucristo? La iglesia, como una asamblea de cristianos, debe dar un buen testimonio para ser vista por el mundo. Pedro nos exhorta a ‘proclamar las excelencias’ de Dios (1 Pedro 2:9). La música de la iglesia, entonces, debe ser un testigo maravilloso de las grandezas de nuestro Señor y Salvador. Y no debe empañar su reputación o confundir a los inconversos así como el evangelio enseña. 
  • ¿La música de su iglesia promueve una adoración llena del Espíritu Santo? Como ya se menciono antes, la música de la iglesia debe ser enfocada en Dios, reverentemente presentándole en toda Su majestad. Al mismo tiempo, nunca debería ser aburrido, ya que, como leemos en Apocalipsis 4 y 5, el cielo, es el lugar más excitante de todos, donde la ocupación principal es adorar al Señor. 

Mientras mantenemos el respeto apropiado para Dios, la adoración bíblica siempre se desborda por pasión personal y entusiasmo de la exaltación de Cristo. Sin embargo, debemos tener en cuenta que debemos expresar nuestro entusiasmo de manera ordenada y con un Espíritu controlado. 

Debemos ser conscientes de que, aunque existen numerosas opiniones y preferencias en las iglesias actuales, la verdadera iglesia de Cristo tendrá su música basada en principios bíblicos. Los líderes de la iglesia no deberían simplemente apegarse a ciertos estándares porque esto siempre se ha hecho de esa manera. No deben permitir ciegamente que se reproduzca algún tipo de música en los servicios de su iglesia. Ellos deben ser como los de Berea (Hechos 17:11) y determinar los principios bíblicos que se adhieren a la música correcta en la adoración en su iglesia. 

Venid, aclamemos alegremente a Jehová;

Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación.

Lleguemos ante su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos.

Porque Jehová es Dios grande,

Y Rey grande sobre todos los dioses.

Porque en su mano están las profundidades de la tierra,

Y las alturas de los montes son suyas.

Suyo también el mar, pues él lo hizo;

Y sus manos formaron la tierra seca.

Venid, adoremos y postrémonos;

Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor.

Salmo 95:1-6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: