Posteado por: mvmspanish | noviembre 23, 2017

EL PODER QUE DIOS DA A CADA CRISTIANO PARA VIVIR UNA VIDA PIADOSA – 2 Pedro 1:2-11

Pedro comienza su carta con: “Gracia y paz os sean multiplicadas en el conocimiento de Dios y de Jesús nuestro Señor” (2 Pedro 1:2).

Muchos creyentes quieren una abundancia de la gracia y la paz de Dios, pero no están dispuestos a esforzarse para conocer a Dios mejor a través del estudio bíblico y de la oración. Para disfrutar de los privilegios que Dios nos ofrece libremente, tenemos la Biblia a nuestra disposición que nos instruye en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús.

Mientras Pedro continúa, leemos que: “Su divino poder nos ha concedido todo cuanto concierne a la vida y a la piedad, mediante el verdadero conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha concedido sus preciosas y maravillosas promesas, a fin de que por ellas lleguéis a ser partícipes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo por causa de la concupiscencia” (2 Pedro 1:3-4).

El poder de vivir una vida piadosa no proviene de nosotros, sino de Dios. Ya que no tenemos los recursos para ser realmente piadosos, Dios nos permite ser partícipes de la naturaleza divina para mantenernos alejados del pecado y ayudarnos a vivir para Él. 

Cuando realmente nacemos de nuevo, Dios por Su Espíritu nos capacita con Su propia bondad moral. Cuando somos “nacidos de nuevo”, nos convertimos en una nueva persona en Cristo Jesús. La Biblia declara que Él nos rescató del dominio de las tinieblas y nos transportó al Reino de su Hijo amado. Esto significa que ya no comemos más del basurero del diablo. 

Dios nos ordena que vivamos una vida santa, pero ¿cómo podemos hacer eso? – A través del poder transformador que proviene del sacrificio de Jesús en el Calvario y la obediencia a la Palabra de Dios. “Guardad mis estatutos y cumplidlos. Yo soy el Señor que os santifico” (Levítico 20:8). 

La palabra de Dios tiene un poderoso efecto transformador y purificador en nuestra vida cuando nos entregamos a Su Señorío. 

A continuación, Pedro enumera varias de las acciones de la fe: Por esta razón también, obrando con toda diligencia, añadid a vuestra fe, virtud, y a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio, al dominio propio, perseverancia, y a la perseverancia, piedad, a la piedad, fraternidad y a la fraternidad, amor” (2 Pedro 1:5-7). 

Él está enseñando que necesitamos aprender a conocer a Dios mejor, desarrollar la perseverancia, hacer la voluntad de Dios y amar a los demás. Estas acciones no son automáticas, y requieren mucho trabajo. No son opcionales; todas deben ser una parte continua de la vida cristiana. Dios nos da poder y nos capacita, pero Él también nos da la responsabilidad de aprender y crecer. Necesitamos recordar que el conocimiento significa tener una comprensión correcta al estudiar y buscar la verdad, que sólo se puede encontrar en la Palabra de Dios. “Porque estas cualidades, si abundan en ustedes, los harán crecer en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, y evitarán que sean inútiles e improductivos” (2 Pedro 1:8). 

A medida que el cristiano sigue las cualidades enumeradas por Pedro (v. 5-7) y ve que su vida es útil y fructífera (v. 8), no tropezará con la duda, la desesperación, el miedo o el cuestionamiento, sino que disfrutará de la seguridad de que él es salvo. 

La fe debe ser más que la creencia en ciertos hechos; debe resultar en acción, crecimiento en el carácter cristiano y en la práctica de la disciplina moral, o morirá. Este es un tema que también se aborda en (Santiago 2:14-17). 

Es cierto que las obras no pueden salvarnos, pero es absolutamente falso pensar que no son importantes. Los falsos maestros decían que el auto control no era necesario porque las acciones no ayudan al creyente de todos modos (2 Pedro 2:18-19). 

Somos salvos para que podamos crecer para reflejar la santidad de Cristo y para que podamos servir a los demás. Dios quiere producir Su carácter en nosotros. Pero para hacer esto, Él exige nuestra disciplina y esfuerzo. Al obedecer a Cristo que nos guía por Su Espíritu, desarrollaremos el auto control, no sólo en relación con las acciones, sino también con respecto a nuestras emociones ya nuestra moralidad. Porque el que no las tiene es tan corto de vista que ya ni ve, y se olvida de que ha sido limpiado de sus antiguos pecados (2 Pedro 1:9). 

Nuestra fe debe ir más allá de lo que creemos; debe convertirse en una parte dinámica de todo lo que hacemos, resultando en buenos frutos y madurez espiritual. La salvación no depende de las afirmaciones de que somos salvos, porque la persona que permanece sin cambios no comprende la fe o lo que Dios ha hecho por ella. “Por lo tanto, hermanos, esfuércense más todavía por asegurarse del llamado de Dios, que fue quien los eligió. Si hacen estas cosas, no caerán jamás, 11 y se les abrirán de par en par las puertas del reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (2 Pedro 1:10-11). 

Pedro quería despertar a los creyentes complacientes que habían escuchado a los falsos maestros y creían que, porque la salvación no se basaba en buenas acciones, ellos podrían vivir de cualquier manera que quisieran. 

Si usted realmente pertenece al Señor, escribió Pedro, tu arduo trabajo lo probará. Si usted no está trabajando para desarrollar las cualidades enumeradas en los versículos 5-7, usted no puede pertenecer a Él. Si usted pertenece a Dios y su actitud y comportamiento apoya su reivindicación de ser un hijo de Dios, usted podrá resistir el engaño de las enseñanzas falsas y la atracción al pecado. 

Dios realmente quiere que comprendamos el hecho de que debemos: “Procurar estar en paz con todos y llevar una vida santa; pues sin la santidad, nadie podrá ver al Señor” (Hebreos 12:14).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: