Posteado por: mvmspanish | octubre 5, 2017

LA INTIMIDACIÓN ES UN PECADO

Y un siervo del Señor no debe andar peleando; más bien, debe ser amable con todos. . . (2 Timoteo 2:24)  

La intimidación es un pecado; el diablo es un agresor, y los agresores desean ser como el diablo. 

El corazón del agresor se basa en otros para respaldarlo en su asalto malvado a personas inocentes y bondadosas. 

El agresor es alguien que disfruta causar dolor y angustia a otros. No ama la bondad sino la hostilidad.

Proverbios 6:16-19 dice: “Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma: 17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, 18 el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, 19 el testigo falso que habla mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.”

Estos versículos hablan sobre la esencia del corazón del agresor, pues es orgulloso, mentirá y a veces corre a derramar sangre. Él definitivamente elabora planes malvados y corre rápidamente para hacer sus malas obras. El agresor es orgulloso y malo; él encuentra gran satisfacción en ridiculizar y herir a otras personas. Es por eso que sigue intimidando. Es poder para él, pero no se da cuenta de que está haciendo lo que el diablo quiere; y Dios odia las cosas que el agresor hace. 

La intimidación causa graves traumas físicos, psicológicos y emocionales a las víctimas. Como padres, tenemos que defender a nuestros hijos y hacer todo lo posible para evitar que otros hagan víctimas de ellos. 

Cuando comparamos y contrastamos el corazón del agresor contra el corazón del cristiano vemos lo siguiente: 

EL CORAZÓN DEL AGRESOR

EL CORAZÓN DEL CRISTIANO

El agresor es muy orgulloso El verdadero cristiano es humilde
Aspira poder Busca servir a Dios
Quiere dominancia Quiere obedecer a Dios
Planea planes perversos Planea actos de bondad
Actúa en la ira Actúa en el amor
Disfruta infligiendo dolor a los demás Disfruta ayudando a los demás
Ama el odio y la injusticia Ama la justicia
Se basa en los demás para respaldarlo Necesita a nadie más que a Dios
Está motivado por el dominio de sí mismo Está motivado para alentar y elevar a otros

Los agresores siempre intentan conseguir personas para unirse a ellos en lastimar y ridiculizar a alguien que tiene un espíritu bondadoso, amable y amoroso. 

CONCLUSIÓN

Lo principal es que en el hondo de su corazón los agresores sólo se centran en su propio orgullo, el ego y la maldad a cargo de los demás. Esta es exactamente la forma en que el diablo vive e influye e incluso posee personas que son agresores. Él se centra sólo en sus propios esquemas perversos que ridiculizan y destruyen a cualquiera que él puede.

David en la Biblia fue intimidado y oro: Enséñame, oh Jehová, tu camino, y guíame por senda de rectitud a causa de mis enemigos. 12 No me entregues a la voluntad de mis enemigos; porque se han levantado contra mí testigos falsos, y los que respiran crueldad. (Salmo 27:11-12)

La Biblia también nos dice que el hipócrita con la boca daña a su prójimo. (Proverbios 11:9)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: