Posteado por: mvmspanish | junio 29, 2017

LA IMPORTANCIA DE LA ENSEÑANZA DE LA PALABRA DE DIOS – Romanos 10:17

A medida que los estudios bíblicos disminuyen y la trivialidad lo reemplaza, lo inevitable sucede y la congregación deja de venir. 

La fe verdadera proviene del estudio de la Palabra de Dios. “Así que la fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios” (Romanos 10:17). Una congregación saludable se compone del sano crecimiento de los cristianos, los que son bien enseñados en la Palabra de Dios. 

¿Estás escuchando al mundo como base para vivir? O, ¿estás escuchando a Dios? La fe viene por oír y si sólo están escuchando la negatividad de las noticias entonces esa es la fe que tendrán. Si usted está escuchando solamente el mal y el caos en la televisión, entonces usted tendrá desorden en su vida. La semilla y el suelo determinan el cultivo. Si no te gusta lo que está creciendo en tu jardín, entonces aprende a sembrar algo diferente, porque: “El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y auto control” (Gálatas 5:22-23). Estos tipos de frutas vienen sólo plantando la palabra de Dios en su corazón y nutriéndolos para crecer en un buen suelo. 

Plantar la palabra de Dios en tu corazón es tan importante que Pedro dijo: “Su divino poder, al darnos el conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia, nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda. Así Dios nos ha entregado sus preciosas y magníficas promesas para que ustedes, luego de escapar de la corrupción que hay en el mundo debido a los malos deseos, lleguen a tener parte en la naturaleza divina” (2 Pedro 1:3-4). 

Por Cristo tenemos grandes y preciosas promesas. Si no sabemos cuáles son estas promesas, entonces nunca escaparemos de la corrupción en el mundo. Pablo dijo a Timoteo: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en justicia, para que el hombre de Dios sea perfectamente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16-17). 

La Palabra de Dios nos equipa para la vida. Es el aliento de Dios y es todo lo que necesitamos para vivir. Jesús dijo, las palabras que les digo son vida (Juan 6:63). 

Necesitamos que la Palabra de Dios sea plantada en nuestros corazones, de otra manera no creceremos en la fe, porque la fe viene por el oír y oír por la Palabra de Dios (Romanos 10:17). 

Es la responsabilidad de la familia enseñar la Palabra de Dios. Esto lo encontramos el los mandamientos de Dios a Israel desde los primeros días: “Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” (Deuteronomio 6: 4-9). 

Sin embargo, si los padres deben enseñar a sus hijos, ellos necesitan primero ser enseñados y en segundo lugar, también necesitan tener un deseo de: 

  • Amar a Dios con todo su corazón, mente y alma (Mateo 22:27).
  • Poner Su Palabra en tu corazón. “Tu palabra he escondido en mi corazón, para no pecar contra ti” (Salmo 119:11).
  • Y ponerla en práctica. “Pero sean hacedores de la palabra, y no sólo oidores, engañándose a vosotros mismos” (Santiago 1:22).

Tanto los niños como los adultos pueden ver a través de la hipocresía. Necesitan ser enseñados por padres sinceros y maestros de la Biblia que aman al Señor y enseñan solamente las verdades de Dios.

Acuérdese de pedir a Dios que te guíe y humíllese antes de Él porque: “Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso” (Proverbios 16:18). 

Sólo puedes enseñar después de haber oído, estudiado y entendido la Palabra de Dios. Por lo tanto: “Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).

Anuncios

Responses

  1. Si en el mundo Cristiano entero nos enseñaran desde temprana edad el entendimiento, necesidad y beneficios de la Palabra de Díos, este mundo, sin duda alguna sería otro más humano y solidario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: