Posteado por: mvmspanish | febrero 15, 2017

SEÑAL DE LOS TIEMPOS – EL PELIGRO DE PREDICAR Y ENSEÑAR A OTRO EVANGELIO – Gálatas 1:6-9

galatas-1-vs-6-9-s

La Biblia nos advierte a menudo acerca de los peligros de predicar o enseñar un evangelio que no sea el evangelio bíblico dado por Jesucristo y Sus discípulos. Todas las advertencias bíblicas son muy fuertes.

Por lo tanto, cualquier persona que afirma ser un predicador, un maestro o un ministro del Evangelio, debe ser muy cuidadoso porque debe predicar solamente la verdad de la Palabra de Dios. No hay adiciones a ella, ni sustracciones de ella. Esta es una advertencia bíblica, que debería ser dirigida hacia muchas iglesias en el siglo XXI: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro. 19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” (Apocalipsis 22:18-19)

Tristemente las adiciones y las sustracciones están sucediendo actualmente en un ritmo alarmante. Pablo nos advirtió que “El Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4:1). Hay nuevas “iglesias” y cultos surgiendo y floreciendo en todo el mundo. Hay predicadores en grandes y pequeñas iglesias predicando un evangelio que no tiene apariencia alguna a las enseñanzas de Cristo y a las palabras del Nuevo Testamento. Tenga en cuenta que este es otro evangelio, y en las palabras de Pablo estos falsos maestros, predicadores, sacerdotes o lo que se intitulan están bajo la maldición de Dios.

Tenemos que ser conscientes del grave engaño de Satanás, ya que él es el padre de la mentira y el mayor falsificador que ha jamás existido. Sus asistentes han estado proclamando un falso evangelio hace mucho tiempo, como vemos en la escritura de Pablo a los Gálatas. “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.” (Gálatas 1:6-9)

En contradicción con el Evangelio de Cristo, el evangelio de Satanás enseña la salvación por las obras. Inculca la justificación ante Dios sobre la base de los méritos humanos. Su frase sacramental es “sé bueno y haz el bien”; pero no reconoce que en la carne no habita nada bueno. El cuidado del hombre viejo se considera más “práctico” que la creación de un hombre nuevo en Cristo Jesús. 

Los obreros de Satanás son personas muy malas, como los traficantes de drogas, pedófilos, asesinos; pero también pueden ser líderes religiosos ordenados o auto-nombrado. Miles de los que ocupan nuestros púlpitos modernos ya no enseñan los fundamentos de la fe cristiana, sino que se han apartado de la Verdad y han prestado atención a las fábulas y a las “doctrinas de los demonios” (2 Timoteo 4:4). 

En lugar de magnificar la enormidad del pecado y sus consecuencias eternas, lo minimizan al declarar que el pecado es meramente ignorancia o la ausencia del bien. En lugar de advertir a sus oyentes que “huyan de la ira venidera”, hacen de Dios un mentiroso declarando que Él es demasiado amoroso y misericordioso para enviar a cualquiera de Sus propias criaturas al tormento eterno. En lugar de declarar que “sin derramamiento de sangre no hay remisión”, Hebreos 9:22, ellos simplemente predican a Cristo como el gran profeta y exhortan a sus oyentes a “seguir sus pasos”.

De estos, la Biblia dice: “Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios” (Romanos 10:3). Su mensaje puede sonar muy plausible y su objetivo parece muy digno de alabanza, sin embargo, leemos de ellos: “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.” (2 Corintios 11:13-15)

Además del hecho de que hoy en día cientos de iglesias carecen de un líder que declare fielmente todo el consejo de Dios y presente su camino de salvación, también tenemos que enfrentar el hecho adicional de que es muy improbable que la mayoría de las personas en estas iglesias aprendan la Verdad por sí mismos. 

Actualmente, el tiempo donde la Biblia debe ser leída diariamente y ser compartido con la familia, incluso en las casas de los supuestamente cristianos, es básicamente cosa del pasado. La Biblia no se expone en el púlpito y no se lee en el hogar. Los requisitos de esta generación tecnológica son tan numerosos que las multitudes tienen poco tiempo y aún menos inclinación a dedicar tiempo y pasarlo con nuestro Creador, Señor y Salvador. Por lo tanto, la mayoría, que son demasiado perezosos para buscar las Escrituras por sí mismos, se quedan a merced del diablo. 

En Proverbios 14:12 leemos, “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.” Este “camino” que termina en “muerte” es la ilusión del diablo que estamos oyendo predicar en las iglesias hoy en día; el evangelio de Satanás – un camino de salvación por el logro humano. Es un camino que “parece correcto”, es decir, se presenta en un lenguaje tan creíble que apela al hombre natural. Se presenta de una manera tan sutil y atractiva, que engaña a aquellos que están demasiado absorbidos en sí mismos para cuestionar a su pastor o maestro, o investigar las Escrituras por sí mismo. Estas personas son diferentes de los de Berea en la Biblia que examinaron las Escrituras todos los días para ver si lo que el Apóstol Pablo dijo era la verdad, Hechos 17:11. 

Hay un dicho que el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones. Habrá muchos en el Lago de Fuego que comenzaron con buenas intenciones; hombres que se enorgullecían de su integridad, pero que trataban de justificarse ante Dios por su propia justicia y obras. 

La ilusión del diablo es que podemos ser salvos por nuestras propias obras, y justificados ante Dios por nuestras propias acciones; mientras que Dios nos dice en Su Palabra: “Por gracia sois salvos por la fe … no por obras, para que nadie se gloríe,” (Efesios 2:8-9). Y otra vez, “nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia…,” (Tito 3:5). 

¿Cuál es tu posición? ¿Está usted en el camino que “parece correcto”, pero que termina en la muerte, o, ¿estás en el camino estrecho que conduce a la vida? Mateo 7:14. ¿Has abandonado verdaderamente el amplio camino que conduce a la muerte? ¿El amor de Cristo ha creado en tu corazón un resentimiento hacia todo lo que no Le gusta? 

Una forma aún más falsa del evangelio de Satanás es cuando los predicadores presentan el sacrificio expiatorio de Cristo y luego dicen a sus oyentes que todo lo que Dios requiere de ellos es “creer” en Su Hijo. Sí, la Biblia nos lo dice en Hechos 16:31, pero hay mucho más que la Palabra nos dice que sólo la necesidad de creer. Así que, miles de almas no arrepentidas son engañadas pensando que han sido salvadas. Pero Cristo dijo: “Si no te arrepientes, todos pereceréis” (Lucas 13:3). “Arrepentirse” es odiar el pecado, lamentarse por lo que has hecho y apartarse de él. Es el resultado que el Espíritu hace, que el corazón se arrepienta delante de Dios. 

Otro punto: Miles son engañados en suponer que han “aceptado a Cristo” como su “Salvador personal”, pero que nunca Lo han recibido como el Señor de su vida. Para ser salvo de los pecados, es ser salvo de ignorar y despreciar la autoridad de Dios, es abandonar el curso de la voluntad propia y de auto-satisfacción, es “cambiar su manera de vivir” (Isaías 55:7). Es rendirse a la autoridad de Dios. La persona que nunca ha tomado el “yugo” de Cristo sobre él, que no está verdaderamente y diligentemente tratando de complacerlo en todos los detalles de su vida, y sin embargo supone que está “descansando en la obra acabada de Cristo”, está siendo engañado por el diablo.

Lo que sigue es una escritura que habla del Evangelio de Cristo y la falsificación de Satanás. “Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” (Mateo 7:22-23)

Sí, es posible trabajar “en el nombre de Cristo”, e incluso “predicar en Su nombre”, y aunque el mundo los conoce, y la Iglesia los conoce, ellos son desconocidos para el Señor. 

Cuán necesario es entonces averiguar dónde se encuentra realmente una persona. La gente necesita examinarse a sí misma y ver si están en la fe; y medirse por la Palabra de Dios y ver si están siendo engañados por nuestro sutil enemigo el diablo. La gente necesita saber si están construyendo una casa sobre la arena, o si la casa está siendo erigida en la Roca que es Cristo Jesús. 

Que el Espíritu Santo busque a cada corazón, rompa nuestra voluntad obstinada, mate nuestra enemistad contra Dios, que Él obre en nosotros un profundo y verdadero corazón arrepentido y dirija nuestra mirada al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. 

Recuerde lo que la Biblia dice: 

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 7:21)

“Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él.” (1 Juan 2:3-4)

Anuncios

Responses

  1. Amén.Excelente mensaje. Bendiciones.

    • Gracias Zaida, todo es para la gloria y honor de nuestro Señor. Bendiciones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: