Posteado por: mvmspanish | septiembre 28, 2016

DIOS CONTESTA LA ORACIÓN, Y A VECES DIOS ES SILENCIOSO – Salmo 83:1

psalm-83-vs-1-s

“Oh Dios, no guardes silencio; No calles, oh Dios, ni te estés quieto.” (Salmo 83:1) 

Como creyentes hemos recibido respuestas a nuestra oración, así como el silencio de Dios. 

Hay momentos en los que sinceramente buscamos a Dios, pero a cambio sólo sentimos Su silencio. Cuando esto sucede, el silencio puede ser difícil, frustrante y nos tienta a dudar. 

La Biblia cuenta la historia de un hombre llamado Job, que conocía bien el silencio de Dios. En su dolor y sufrimiento, él clamó a Dios. Pidió respuestas, y se preguntaba. Pero como hemos aprendido de los primeros 37 capítulos del libro de Job, sus gritos de auxilio y socorro fueron recibidos únicamente por el silencio de Dios. 

Al igual como Job, los cristianos no siempre van a escuchar la voz de Dios, pero podemos aprender algunas cosas prácticas que hacer cuando Dios parece silencioso. 

EXAMINA TU VIDA 

Tenemos que empezar por preguntarnos, ¿hay algún pecado no-confesado en mi vida? Tenemos que asegurarnos de que nada nos impide de ser capaz de escuchar la voz de Dios. 

Salmo 66:18 dice: “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado.” 

Tenemos que buscar internamente para ver si hay algún motivo equivocado. Debemos pedir al Señor que nos muestre si hay algo que necesita ser eliminado o limpiado de nuestra vida, y que nos revele si hay alguien que tenemos que perdonar. La cuestión también debe ser: ¿Hay algo o alguien que amo más que a Dios? 

Cuando Dios trae las cosas a nuestra mente, necesitamos pedir rápidamente por Su perdón, porque el arrepentimiento agrada a Dios y restaurar nuestra comunión con Él. 

ACEPTAR LA SOBERANÍA DE DIOS 

Como Job, también nos enfrentamos a la elección de reconocer o rechazar la soberanía de Dios. En respuesta a su sufrimiento y su pérdida, la esposa de Job le sugiere que maldiga a Dios y muera. Su mal consejo era en realidad la voz de Satanás hablando a través de ella.

En lugar de seguir su consejo, Job decide dejar a Dios ser Dios. Y le respondió: “Mujer, hablas como una necia. Si de Dios sabemos recibir lo bueno, ¿no sabremos también recibir lo malo?” (Job 2:10)

Tenemos que ser muy cuidadosos de los que recibieron consejos. Porque podría sonar espiritual especialmente si viene de ‘gente religiosa’, pero si ese consejo no es apoyado por la Palabra de Dios, entonces es realmente la voz de Satanás tratando de deshonrar a Dios por nuestros pensamientos y acciones. Cuando esto sucede, nuestra respuesta debe ser como Jesús dijo, ¡Aléjate de mí, Satanás!

2 Corintios 11:13-15 dice: Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. 

La aceptación de la soberanía de Dios significa confiar activamente en Él, al darse cuenta de que Él está en control y que siempre podemos esperar en Él. “Aunque El me mate, yo en él esperaré” (Job 13:15). Nada en la vida de Job, o el nuestro, sucede aparte de los conocimientos y el plan de Dios. 

Como aprendimos en el comienzo del libro de Job, Dios estaba plenamente consciente de todas las cosas que estaban a punto de pasar a Job. De hecho, le dio permiso a Satanás para hacer estas cosas en la vida de Job; pero recuerda que Dios siempre estuvo en control. 

ESCUCHE LO QUE DIOS ESTÁ DICIENDO 

Aunque Dios puede parecer estar en silencio acerca de una solicitud o una petición específica, tenemos que recordar que Él siempre está presente en nuestra vida. 

Cuando estamos tan centrados en nosotros mismos, podemos no enterarnos de una respuesta que Dios ya tiene para nosotros. Por lo tanto tenemos que tener tiempo para estar a solas con Él, y estudiar la palabra de Dios para saber lo que ella tiene que decir acerca de los problemas que enfrentamos y las preguntas que estamos solicitando. 

A medida que leemos la Biblia, tenemos que pedirle a Dios que nos habla a través del Espíritu Santo, que vive en el interior de cada creyente nacido de nuevo. A menudo versos conocidos pueden tener un nuevo significado para aclarar los problemas actuales que nos enfrentamos. 

Debemos tener cuidado sin embargo de no torcer las Escrituras para decir lo que queremos que signifiquen, porque lo que terminamos haciendo son las cosas a nuestra manera, y no a la manera de Dios. Recuerde que nuestro Padre celestial tiene Su tiempo para todo. 

Además, no dejan que sus amigos, familiares o gente religiosa influyan sobre usted, especialmente los que se niegan a obedecer las Escrituras y no dejan que Jesús sea el Señor de sus vidas. 

EL SILENCIO ES LA MANERA DE DIOS DECIR – ESPERE Y CONFIE EN MÍ 

El Evangelio de Juan nos cuenta una historia acerca de los amigos de Jesús – Lázaro, María y Marta. Cuando Jesús se enteró de que Lázaro estaba enfermo, Él no se apresuró a ir a su casa para curarlo. En su lugar, Jesús se quedó donde estaba dos días más (Juan 11:6). Y antes de que Jesús llegara a Betania, Lázaro murió. 

Para María y Marta, las hermanas de Lázaro, el silencio de Jesús podría haber sido interpretado como – Jesús no le importaba o no quería ayudarlos. De esta manera es cómo a veces nos podemos sentir cuando Dios no responde de inmediato a nuestras solicitudes de ayuda.

Pero, como David escribió: “Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza. El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio.” (Salmo 62:5-8)

Al igual que con David y Job, el silencio de Dios a veces demuestra la profundidad de nuestra relación con nuestro Padre celestial, porque cuando Él está en silencio hay una razón, por lo tanto, oramos, esperamos y confiamos en Él.


Responses

  1. Amén, hermosa palabra de aliento y confianza. En Él espero, su respuesta y confío plenamente, en mi Señor.

  2. Muchas gracias por su trabajo de compartir esta palabra que es de bendición para mi, y se que para muchos también, deceo que Dios les continúe bendiciendo ricamente y llenando de sabiduria para que siga compartiendo este consejo sabio de la palabra de Dios.

    • Gracias Elena. Todo es para la honor y gloria de nuestro Dios. Que Dios la siga bendiciendo ricamente.

  3. EXACTAMENTE ! en este momento 5am. 30 de sep. 2016 por medio de esta enseñanza mi , nuestro Eterno YHWH me dice : ” Tadeo: amado, tu no estas SOLO ni YO ESTOY EN SILENCIO ,YO estare contigo hasta el FINAL de los tiempos.” – att Tadeo Callender Peretz – desde: America del Sur – ! Shalom!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: