Posteado por: mvmspanish | julio 13, 2016

NO DEJE QUE LA RAÍZ DE AMARGURA BROTE, PERO BUZQUEN LA PAZ CON TODOS – Hebreos 12: 14-15

Hebreos 12 vs 14-15 La raíz de amargura

Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. 15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados. (Hebreos 12:14-15)

La amargura es la desconfianza que resulta en una intensa hostilidad o resentimiento hacia los demás. La Biblia nos enseña que debemos quitar de nosotros “toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.” A continuación, pasa a enseñarnos cómo tratar con tal amargura y sus frutos siendo “benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:31-32). 

La amargura es el estado emocional que una persona está sufriendo y está enojado y quiere que todos los demás sienten el dolor que está sintiendo. Es debido a esta necesidad de hacer que la gente sienta su dolor que termina por atacar ya sea de forma pasiva o agresiva. 

El versículo 15 dice explícitamente que la amargura nos va a contaminar. Eso significa que nos hará impuro en el interior. La Biblia es muy clara que la amargura es algo que debe ser evitado a toda costa, porque destruirá totalmente la relación con nuestra familia, nuestros amigos y especialmente con Dios. 

La amargura está vinculada a la falta de perdón. ¿Recuerdas la parábola de los dos deudores? (Mateo 18:21-35). Uno de los deudores, a pesar de que hubiera sido perdonado del deber diez mil bolsas de oro, el no podía perdonar al criado que le debía cien monedas de plata. Esto fue debido a la amargura. El estaba enfadado y se consumía con el hecho de que el criado le debía algo. Las personas que contienen amargura en su corazón piensan que los demás les deben algo y van a requerir que les paguen un precio, y no importa como. El resultado es que se conviertan atados y tan enfocados en sus propias vidas que no pueden ver más allá de lo que está justo en frente de ellos. 

Una de las razones que la amargura es tan extremadamente peligroso es porque empieza a echar raíces y comienza a crecer y propagarse y espiritualmente contamina y corrompe el corazón y la mente antes de que nos demos cuenta de lo que nos está pasando. La naturaleza humana pecaminosa hace que sea muy fácil para nosotros para racionalizar y justificar a nosotros mismos por albergar sentimientos de dolor o un resentimiento contra otros cuando sentimos que hicieron algo mal o nos maltrataron. 

El mundo está lleno de personas que no saben cómo enfrentar a una herida pasada. Por lo tanto, buscan cosas para criticar, y encuentran defectos en las personas como medio para justificar su forma de sentir. ¿Alguna vez has conocido a personas que son súper críticos? En general, se trata de personas que mantienen la amargura en su corazón. Ellos saben cómo manipular los eventos para que las personas actúen de la manera que quieren, y cuando reaccionamos esto justifica aún más su amargura y esfuerzos para controlar. 

Cuando estamos dispuestos a permitir que las raíces de amargura crezcan en nuestra vida, es como abrir la puerta al enemigo. La Biblia nos dice, “no deis lugar al diablo” (Efesios 4:27). Y Santiago 4:7 nos dice: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.” 

Las personas que guardan la amargura nunca se culpan a sí mismos por cualquier cosa que ocurre en su vida y que es mal: ellos siempre están culpando a otras personas, de forma similar al hipócrita santurrón que nunca se culpa a sí mismo tampoco. 

La Biblia es tan práctica y clara que si tomamos lo que Dios nos enseña acerca de la superación de la amargura y la aplicamos, podemos estar libres de la esclavitud. Dios nos anima a tratar con la amargura como Pablo escribió: “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia” (Efesios 4:31) 

Pablo está describiendo una serie de emociones aquí que se asocian con la amargura. Cuando la amargura está echando raíces en nuestro corazón, por lo general el enojo es grande. Lo mismo sucede con la ira, los gritos, la maledicencia y la malicia. Una forma de poner fin a la amargura en nuestro corazón es orar por la persona infractora. 

Como creyentes tenemos el Espíritu Santo que habita en nosotros, por lo tanto, tenemos que vivir en una estrecha relación con Él, para que no Lo contristemos (Efesios 4:30). Hemos de ser llenado y controlado por el Espíritu, que nos permite no cumplir con los malos deseos de la carne, sino más bien para producir Su fruto de justicia en nosotros (Efesios 5:18; Gálatas 5:16). Pero la vida llena del Espíritu no es meramente pasiva; tenemos un papel activo, en el que luchamos diariamente contra los malos deseos que nos tientan, a la entrega al Espíritu Santo en la obediencia a la Palabra de Dios. Todas las personas que mantienen amargura son orgullosas y el orgullo siempre divide.

Recuerde: “No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres. 18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres. 19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.” (Romanos 12:17-19)

 


Responses

  1. Execelente … Gracias la Gloria sea para DIOS

    • Gracias Mary, si debemos buscar la paz con todos. Saludos y que Dios la siga bendiciendo.

  2. bueno

  3. BENDICIONES gracias y gracias a Dios por estos temas, saludos a todos.

  4. Bendita sea la Palabra de Dios


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: