Posteado por: mvmspanish | febrero 15, 2016

EL PERDÓN – Romanos 12:20

Perdon - Romanos 12 vs 20

Más bien, si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; pues haciendo esto, carbones encendidos amontonarás sobre su cabeza. (Romanos 12:20)

¿Qué significa “amontonarás carbones encendidos” en la cabeza de alguien? Esto puede referirse a una tradición egipcia de llevar una olla de carbones encendidos en la cabeza de uno como un acto público de arrepentimiento. Al referirse a este proverbio (Proverbio 25:21-22), Pablo estaba diciendo que debemos tratar a nuestros enemigos con amabilidad de modo que se avergüenzan y se arrepienten de sus pecados.

Negarse a perdonar es un pecado. Si recibimos el perdón de Dios, debemos perdonar a otros que nos hacen daño. No podemos guardar rencor o buscar venganza. Necesitamos confiar en Dios por la justicia y perdonar a la persona que nos ofendió. Eso no quiere decir que debemos olvidar la ofensa, ya que esto está más allá de nuestro poder. El perdón significa la liberación de la culpa del otro, dejando el caso en las manos de Dios, y seguir adelante.

El perdón es una decisión de la voluntad. Puesto que Dios nos manda a perdonar, debemos hacer una elección consciente de obedecer a Dios y perdonar. El agraviador puede no desear el perdón y probablemente nunca va a cambiar, pero eso no niega el deseo de Dios de que poseemos un espíritu perdonador. Jesús dijo: Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen (Mateo 5:44).

Tenemos que darnos cuenta de que es realmente imposible olvidar los pecados que se han cometido contra nosotros. No podemos selectivamente “eliminar” los acontecimientos de nuestra memoria. La Biblia dice que Dios no “recuerda” nuestra maldad (Hebreos 8:12). Pero Dios es omnisciente. Dios recuerda que “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Por lo tanto, después de haber sido perdonados, somos judicialmente justificados y el cielo es nuestro, como si no hubiese nunca ocurrido nuestro pecado. Si pertenecemos a Él por la fe en Cristo, Dios no nos condena por nuestros pecados (Romanos 8:1). En ese sentido, Dios “perdona y olvida.”

Si por “perdonar y olvidar” se quiere decir, “elijo perdonar al ofensor por el bien de Cristo y sigo adelante con mi vida”, entonces esta es una acción sabia y piadosa de nuestra parte. En la medida que sea posible, debemos olvidar ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndonos a lo que está delante (Filipenses 3:13). Debemos perdonarnos unos a otros “al igual que en Cristo Dios nos perdonó” (Efesios 4:32). No debemos permitir que una raíz de amargura brote en nuestros corazones (Hebreos 12:15).

Lo ideal es perdonar y olvidar como 1 Corintios 13:5 nos dice: El amor no guarda rencor. Y 1 Pedro 4:8 dice: Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados. Sin embargo, el cambio de los corazones es asunto de Dios, y, hasta que un ofensor tiene un cambio de corazón, es aconsejable limitar el nivel de confianza que se coloca en esa persona. Ser cautelosos no quiere decir que no hemos perdonado. Simplemente significa que no somos Dios y que no podemos ver el corazón de esa persona.

Incluso si su agresor no se arrepiente, perdónalo, esto nos liberará de una carga pesada de la amargura.

Hebreos 12:14 dice: “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.” No podemos ser santos si no tenemos paz con los hombres. Algo increíble ocurre cuando perdonamos; tenemos paz y descubrimos que la vida es más alegre. Sin embargo, se podría decir: “¡Mira lo que el hizo! No voy a perdonarlo.” Recuerde que cuando perdonamos, ponemos a las dos personas en libertad y una de ellas es a nosotros mismos.

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. ()


Responses

  1. Gracias hermanos , por este bendecido mensaje del , perdon. ..que el Dios del cielo siga bendiciendo su ministerio …

    • Amen hermano Fredi. Que Dios le siege bendiciendo también.

  2. Muy buena reflexión, me sirve de mucho,en estos tiempos que quiero aprender mas de Dios. 😍

    • Gracias Isabel, todo es para gloria y honor de nuestro Dios. Bendiciones


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: