Posteado por: mvmspanish | septiembre 1, 2015

¡CONSUMADO ES!- Juan 19:30

Consumado es - Juan 19 vs 30

La noche antes de que el Señor Jesucristo fue a la cruz Él oró a Su Padre y le dice que Él había “acabado la obra que me diste que hiciera” (Juan 17:4). Si tenemos en cuenta todo lo que Jesús tenía que hacer para salvar a los pecadores, Su grito de victoria, “consumado es,” lo dice todo. La justicia tuvo que ser perfeccionado, la justicia divina tuvo que conformarse, Jesús tuvo que derramar Su sangre, la redención tenia que ser pagada, pecados tuvieron que ser perdonados, la reconciliación tenía que llevarse a cabo, la muerte tuvo que ser conquistado, la salvación tenía que ser asegurado, y el cielo tenía que ser abierto. Todo esto se lleva a cabo a la perfección para que la vida eterna se pudiera ser ofrecida como un regalo gratuito de la gracia de Dios para aquellos que confían en el todo suficiente Salvador. 

Sólo cuando los pecadores se dan cuenta de su condición desesperada que ellos pueden empezar a entender las gloriosas promesas reveladas en el Evangelio de Jesucristo. Todo lo que el hombre nunca pudo hacer fue totalmente cumplida por nuestro Señor Jesucristo. Su misión para buscar y salvar a los perdidos culminó en la cruz. La obra de la salvación había terminado. La deuda de pecado eterno fue pagada en su totalidad. Desde que era una deuda eterna, era imposible para el hombre a pagar. Pero Dios nos perdonó “todos nuestros pecados, anulando la deuda que teníamos pendiente por los requisitos de la ley. Él anuló esa deuda que nos era adversa, clavándola en la cruz.” (Colosenses 2:13-14) 

Jesús “se ha presentado una sola vez y para siempre a fin de acabar con el pecado mediante el sacrificio de sí mismo” (Hebreos 9:26). Sin embargo, muchas religiones falsas rechazan la Palabra de Dios mediante la enseñanza de que debe hacer algo más, como obras, penitencia, etc., para remediar sus pecados. 

Al añadir a la obra perfecta y suficiente de Cristo estas falsas religiones han anulado la gracia de Dios, que es el único medio por el cual Dios salva a los pecadores. La Palabra dice: “si es por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no sería gracia. Y si es por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no sería obra” (Romanos 11:6). El propósito por lo cual Cristo vino y se hizo nuestro Redentor y sufrió una muerte atroz fue para expiar el pecado, una vez por todas, por medio de Su sacrificio perfecto. 

Muchos también rechazan una otra obra terminada por Cristo – la purificación de los pecados. La Palabra de Dios declara “habiendo efectuado la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas” (Hebreos 1:3). Solamente los que confían en Cristo se purifican de todo pecado, por Su sangre (1 Juan 1:7), que es todo lo que es necesario, no hay nada más que añadir, de lo contrario, nuestro Señor y Salvador Jesús murió en vano. Es importante entender que todas estas falsas religiones que enseñan lo contrario están robando a Jesucristo de Su gloria, que es una doctrina que viene directamente de Satanás. 

Después de terminar Su trabajo todo-suficiente en la cruz, Jesús ofrece ahora Su justicia como un regalo para todos los que creen porque: “Si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.” (Romanos 5:17) 

La única manera de recibir el regalo es por la fe en Cristo solamente. Los que están cegados por el engaño religioso debe hacer lo que el apóstol Pablo hizo. Él cambió su religión para una relación con Cristo. Él escribió: “todo lo considero pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por él lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, a fin de ganar a Cristo y encontrarme unido a él. No quiero mi propia justicia que procede de la ley, sino la que se obtiene mediante la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios, basada en la fe.” (Filipenses 3:8-9) 

AQUÍ ESTÁN ALGUNAS ESCRITURAS QUE VALIDAN EL TRABAJO TERMINADO DE CRISTO PARA SU PUEBLO 

  • Él declaró a la verdad; ¡Escúchale! (Juan 14:6; 18:37; Hechos 3:22)
  • El vino a dar vida a las personas que están espiritualmente muertos. (Juan 14:6)
  • Él nos dio acceso al Padre. (Juan 14:6; Mateo 27:51)
  • Él dio Su vida como rescate por muchos. (Mateo 20:28)
  • Él llevó nuestros pecados en Su cuerpo sobre el madero. (1 Pedro 2:24)
  • Él murió por los impíos. (Romanos 5:6)
  • Él se entregó por nosotros como un sacrificio a Dios. (Efesios 5:2)
  • Él murió para que podamos vivir juntos con Él. (1 Tesalonicenses 5:9-10)
  • Él se entregó por nosotros para purificar a su pueblo. (Tito 2:14)
  • Él murió por nuestros pecados, una vez por todas, para llevarnos a Dios. (1 Pedro 3:18)
  • Él intercambió nuestro pecado por Su justicia. (2 Corintios 5:21)
  • Él ha perdonado todos nuestros pecados. (Colosenses 1:14)
  • Él nos purifica de todos los pecados. (1 Juan 1:7; )
  • Él nos ha reconciliado con Dios. (Efesios 2:14-18)
  • Él nos redimió del poder del pecado. (Gálatas 3:10-14)
  • Él nos salvó de la condenación. (Juan 3:18, 5:24)
  • Él nos ha librado de las tinieblas a Su reino. (Colosenses 1:13)
  • Él satisfizo la justicia divina por nuestro pecado. (1 Juan 2:2)
  • Él nos hizo en nuevas creaciones. (2 Corintios 5:17)
  • Es el único Nombre por el cual el hombre pueda salvarse. (Hechos 4:12)

¡Qué glorioso y todo suficiente Salvador que tenemos en Cristo Jesús!

 

Fuente: Adaptado de Proclamación del Evangelio (Proclaiming the Gospel)

Anuncios

Responses

  1. Si, si,así es. Hoy en la mayoria de las denominaciones, esos hipocritas fariseos de este tiempo, que se multiplican por día, no hablan del verdadero errepentimiento, de la inminente venida de nuestro Señor, ni del significado de la cruz, y lo que más me duele en el corazón, es que muchas almas sinceras que buscan la verdad se encuentra con esta multitud de falsos maestros que retienen con injusticia el significado de la cruz como tambien lo ha expresado mi estimado hermano. Nuestro Señor Jesús nos advierte: Mirad que nadie os engañe; oremos, pues, por todas las almas sinceras que estan siendo engañadas por tantos mercaderes del Evangelio. Desde España un abrazo de Manuel García.

  2. Gracias por sus envíos. Pero a partir de este mensaje no he recibido más. Espero no me hayan borrado de la lista y continúen con los envíos.

    Date: Tue, 1 Sep 2015 20:26:47 +0000 To: pabriceosuero@hotmail.com

    • Vamos a empezar nuevamente algo paso, pero Dios es bueno. Bendiciones

    • Vamos empenzar nuevamente. Dios es bueno. Bendiciones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: