Posteado por: mvmspanish | abril 20, 2015

¡NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS! – Efesios 3:14-21

Nada es imposible para Dios

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, 21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén. 

La oración de Pablo para que Dios haga las cosas más abundantemente de lo que pedimos o entendemos es una oración para que Cristo habite en los corazones de los creyentes para que podamos comprender Su gran amor por nosotros, para que crezcamos para completar la madurez espiritual. 

En este contexto, Pablo está diciendo: Porque Dios es capaz de hacer mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, debemos orar por lo que promoverá Su gloria a través de Cristo y Su iglesia. 

El poder de Dios se ve en Su trabajo cuando somos incapaces de hacer cualquier cosa. Por lo tanto, el objetivo de la oración es pedir a Dios que haga lo que no podemos hacer en nuestra propia fuerza o habilidad. Tenemos que orar por fortaleza espiritual, puesto que Dios a menudo pone a Su pueblo en situaciones para mostrar Su poder y Su gloria. Estos son algunos ejemplos alentadores de Su Santa Palabra: 

Abraham y Sara eran físicamente más allá de la capacidad de concebir hijos. Incluso cuando eran más jóvenes, Sara había sido incapaz de concebir. Cuando Sara se rió de la idea de que ella concebiría, el Señor se enfrentó a ella con la pregunta retórica, “¿Acaso hay alguna cosa difícil para Dios?” (Génesis 18:14). Dios honró y cumplió Su promesa y ella concibió Isaac. Más tarde, cuando Dios le pidió a Abraham que ofreciera a Isaac como sacrificio, Abraham obedeció “porque pensaba que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos…” (Hebreos 11:19). ¡Nada es imposible para el Señor! 

Dios dirigió a Moisés y los israelitas salir de Egipto por una ruta donde tenían el Mar Rojo delante de ellos y el ejército egipcio perseguidor detrás de ellos. No tenían medios humanos de escape. En esa situación imposible, Moisés le dijo al pueblo que estaba en pánico “No temáis; estad firmes y ved la salvación que Jehová os dará hoy….” (Éxodo 14:13). El Señor abrió milagrosamente el mar para que los israelitas pudieran pasar, pero destruyó el ejército egipcio cuando Él puso las aguas en su lugar. ¡Nada es imposible para Dios! 

Eliseo fue rodeado por el ejército del rey de Aram, con caballos y carros que habían venido a llevarlo cautivo. Cuando su siervo asustado le dijo que estaban rodeados por el ejército enemigo, Eliseo respondió con calma “No tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos” (2 Reyes 6:16). Y Eliseo oró, diciendo: “Te ruego, Jehová, que abras sus ojos para que vea.” Jehová abrió entonces los ojos del criado, y éste vio que el monte estaba lleno de gente de a caballo y de carros de fuego alrededor de Eliseo. ¡Nada es imposible con Dios! 

Hay tantos ejemplos en la Biblia donde vemos que nada es imposible para Dios y como Él bendice continuamente aquellos que confían en Él. En el Nuevo Testamento vemos otra situación que parecía imposible, donde Herodes había encarcelado el apóstol Pedro, y estaba planeando ejecutarlo al día siguiente. Pedro fue encadenado a dos guardias, dentro de una celda cerrada, con más guardias afuera, dentro de una prisión con una puerta exterior de hierro cerrada. El Señor envió un ángel que hizo que las cadenas de Pedro cayeran. Él condujo a Pedro a través de las puertas de hierro abiertas, más allá de todos los guardias, y sale a la calle como un hombre libre. Una vez más, vemos que ¡nada es imposible para Dios! 

Como cristianos, tenemos una esperanza mayor que nunca podríamos pensar y esa esperanza es Cristo morando en nosotros (Efesios 3:17-19). “El poder de Cristo que está trabajando en nosotros es capaz de hacer más de lo que ni siquiera podemos pedir o imaginar”.

Como cristianos, tenemos una mayor esperanza de lo que podríamos pensar, y que la esperanza es Cristo que habita en nosotros, El poder de Cristo que está trabajando en nosotros es capaz de hacer más de lo que incluso podemos pedir o imaginar. (Efesios 3:20) 

Debemos alabar a Dios por la gran victoria sobre el pecado que Él nos ha dado a través de la resurrección de Jesucristo. El punto de Pablo no es simplemente que Dios es capaz de hacer más de lo que esperamos. Nunca debemos sentimos impotentes porque el poder ilimitado de Dios siempre está dispuesto a trabajar a través de nosotros. Por lo tanto, ore por la poderosa conversión de muchos pecadores. Oren por el arrepentimiento y la santidad de Sus santos. Oren para que Él sea glorificado en Su iglesia y empiece agradeciendo a Dios por la respuesta a sus oraciones, porque. . . ¡Nada es imposible para el Señor!

 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: