Posteado por: mvmspanish | octubre 13, 2014

SENTADO EN LUGARES CELESTIALES EN CRISTO JESÚS – Efesios 2:6

Ephesians 2 vs 6 (S)

Y Dios nos resucitó con Cristo y nos sentó con Él en los lugares celestiales en Cristo Jesús. (Efesios 2:6)  

¿Cómo nos afecta este versículo?  

Pablo no está hablando aquí literalmente y físicamente, él está hablando espiritualmente. Él nos dice que a través del poder salvador de Dios demostrado en la resurrección de Cristo nosotros ya disfrutamos la participación a través del Espíritu Santo en los lugares celestiales donde Dios y Cristo habitan. Este es uno de los beneficios de la vida “en Cristo” y Su resurrección y ascensión. Estar “en Cristo” hace que todo esto sea posible. Cuando aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, somos totalmente y eternamente unidos con Cristo. Por lo tanto, estar “en Cristo” significa que cuando Dios nos mira Él no ve nuestros pecados, Él ve a Cristo. “Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.” (Colosenses 3:3)  

Estar y reinar con Cristo es una posición de autoridad, honor y triunfo – y no de fracaso, depresión y derrota. Dios hizo el creyente en Jesucristo, para ser triunfante, porque somos partícipes de la victoria de Cristo sobre Satanás.  

Para el creyente, estar sentado con Cristo es parte de nuestra herencia ahora. Las palabras “nos resucitó” en nuestro versículo está escrito en tiempo pasado, por lo tanto, nuestra posición en Cristo es ya un hecho consumado. Eso significa que debemos vivir como embajadores de Cristo y compartir la buena noticia con todos los que entramos en contacto, y exhibir una vida semejante a Cristo a la gente que conocemos.  

Cuando nos damos cuenta de nuestra posición en Cristo, esto hace una gran diferencia en nuestras vidas y ya no nos sentimos derrotados.  

Tenemos que recordar sin embargo, que ninguna de estas cosas son posibles por nuestra cuenta. Es sólo a través de nuestra unión con Cristo, que esto es alcanzable. Nuestra victoria en la vida cristiana depende de nuestra dependencia en Cristo y no en nosotros mismos, para que ya no caminemos “según la corriente de este mundo,” pero de acuerdo a la vida de Cristo; y “andemos en novedad de vida.”

Dios nunca juega juegos de palabras con nosotros; Él hará exactamente lo que promete. Cuando nos enfocamos en las palabras que Pablo oró por los efesios, nos damos cuenta de las palabras inspiradas y transformadoras que cambian la perspectiva de nuestra vida. Estos versículos nos muestran una vez más el inmenso amor que Cristo tiene por nosotros para que seamos llenos de toda la plenitud de Dios.

Por esta causa, pues, doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra, 16 que os conceda, conforme a las riquezas de su gloria, ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior; 17 de manera que Cristo more por la fe en vuestros corazones; y que arraigados y cimentados en amor, 18 seáis capaces de comprender con todos los santos cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, 19 y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

20 Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros, 21 a El sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén. (Efesios 3:14-21)


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: