Posteado por: mvmspanish | marzo 10, 2014

¿QUIÉN ES UN DISCÍPULO DE CRISTO? – 1 Pedro 2:21

Quien es un discipulo de Cristo

“Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.”  1 Pedro 2:21 

En el cristianismo, el término discípulo se refiere principalmente a los estudiantes de Jesús y sólo se encuentra en el Nuevo Testamento en los Evangelios y el libro de los Hechos. El Nuevo Testamento registra muchos seguidores de Jesús durante Su ministerio, pero sólo algunos se convirtieron en discípulos. 

El ‘Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento’ define la palabra griega (mathetes) que se traduce como “discípulos” como un aprendiz. Se recurre a ‘aquel que sigue la enseñanza de alguien’. Un “discípulo” no sólo era un alumno, sino un creyente, un siervo obediente a su maestro. “Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.” 1 Pedro 2:21 

Los discípulos comienzan como seguidores de Jesús en su nuevo nacimiento (creyentes nacidos de nuevo), y aprenden rápidamente que para crecer en Cristo lleva tiempo con Él. Al igual que Jesús pasó tiempo con el Padre, un discípulo tranquilamente pasa tiempo con Jesús en la oración, (Marcos 1:35; Mateo 14:23; Lucas 6:12). Discípulos observan y aprenden del Señor a través de Su Santa Palabra. Por otra parte, los discípulos de Jesús no están obsesionados con los hombres y mujeres dotados de fe. Ellos respetan y aprenden de estos líderes con experiencia, pero sólo con el propósito de crecer en su devoción a Jesucristo. Los discípulos son llamados y ordenados a seguir a Dios y no al hombre. Al igual que Juan Bautista, los líderes cristianos humildes y sabios toman el enfoque de ellos mismos y señalan la gente a Jesús. 

Juan Bautista dijo: “A Él [Jesús] le toca crecer, pero a mí [Juan] menguar.” (Juan 3:30) 

Los apóstoles y discípulos de Jesús aprendieron de Él, cuando han estado con Él durante más de 3 años. ¡Qué bendición sería tener a Jesús como su maestro de escuela Bíblica por tres años! Jesús los enseñó por la manera Santa en como Él vivió, queriendo decir con Su ejemplo. Los insruyó con palabras y ellos le hicieron preguntas. 

Le preguntaron acerca de las Escrituras (Mateo 17:10), sobre lo que quiso decir con lo que había dicho (Lucas 8:9, sobre cómo vivir (Marcos 10:10), de sus fracasos (Marcos 9:28) y acerca de Su voluntad (Lucas 9:54). Como sus discípulos, debemos hacer lo mismo, mediante la búsqueda en las Escrituras, aprendiendo de consejeros sabios y piadosos y pasar tiempo en oración. Recuerde que Jesús nos enseñó: “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta “ (Lucas 11:9). Cuando pedimos la sabiduría, el discernimiento y el conocimiento Él es tan amable para darnos por el Espíritu Santo. 

Los discípulos de Cristo deben “dar mucho fruto.” ¿Qué quiso decir Jesús con “fruto”? ¿Qué clase de “fruto” es que un discípulo produce? ¿Cómo glorifica el fruto de un discípulo a Dios el Padre? “Él dijo: Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.” (Mateo 5:16) 

Al igual que un niño aprende a medida que crece también aprendemos, a medida que crecemos en Jesús. Crecer y madurar en Cristo es ser cada día más como Jesús. Así como Sus primeros discípulos aceptaron la invitación de Jesús a venir y aprender y caminar con Él, Jesús nos invita a venir y hacer lo mismo. Por lo tanto, como discípulos de Cristo necesitamos pasar tiempo con Él y escuchar Su voz. 

A medida que aprendemos y maduramos en Cristo, debemos invertir tiempo en las personas que nos rodean para ayudarles a crecer en su fe. Dios, a través de su Espíritu Santo nos hace discípulos a ser facilitadores en el desarrollo de la fe de otros. Debemos escudriñar las Escrituras juntos por las respuestas de Dios a las preguntas de la vida. Los discípulos son hechos por su Creador para crecer el uno con el otro y permanecer fieles. 

Al igual que Pablo, después de predicar el evangelio ellos volvieran a Listra, Iconio y Antiochin debemos fortalecer y animar a los nuevos discípulos a permanecer firmes en la fe. (Hechos 14:22) 

Los discípulos son capacitados por el Espíritu Santo para seguir la dirección del Espíritu. Aprenden a hacer mucho de su maestro Jesús y hacer menos de sí mismos. Discípulos educados por el Espíritu producen el fruto del Espíritu, y ellos son hechos para invitar a otros a encontrar a su Salvador Jesucristo. 

Tenemos que ir y hacer discípulos dondequiera que Dios nos ha llamado y los bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, una vez que entiendan, acepten lo que Jesucristo ha hecho por ellos y se puede ver claramente una transformación en su vida. 

Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo: “Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” Juan 8:31-32


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: