Posteado por: mvmspanish | octubre 28, 2013

UN MARIDO HUMILDE – 1 Pedro 3:7

1 Pedro 3 S

“De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes.” (1 Pedro 3:7)  

Un esposo humilde tiene su corazón abierto a Dios y trata de seguir los mandamientos de Cristo. Se somete a su Salvador Jesús antes que él espera la sumisión de su esposa. Un esposo humilde escucha de Dios antes de que él busca dirigir a su familia. Es debido a su posición de humildad que sus oraciones no son obstaculizadas. 

Además, un marido que tiene un espíritu humilde es considerado y compasivo para su esposa. Él hace que ella se sienta especial en una base diaria. La humildad actúa de una manera respetuosa y cariñosa, siempre viendo la manera de honrar el regalo de Dios – su esposa. El amor y el respeto son características gemelas de humildad que se elevan sobre el orgullo. 

Un esposo humilde se apresura a admitir que no lo sabe todo y consecuentemente valora la opinión y el consejo de su esposa. Antes de tomar una decisión importante, el lleva a su esposa en la oración a su Padre celestial pidiendo Su sabiduría y dirección. Ella es asegurada sabiendo que él, como el líder espiritual de la casa, es responsable ante Dios todopoderoso. La humildad atrae la confianza. 

Un esposo humilde ve a Jesús como modelo de humildad que lleva a la obediencia. “Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” (Filipenses 2:8). Humildad sigue a Jesús por dondequiera que lleve. 

Poderosas oraciones fluyen del corazón de un esposo humilde. De rodillas él lucha contra el enemigo en nombre de su familia. Él entiende su responsabilidad de representar a Dios en la casa. Su actitud hacia Dios todopoderoso influye fuertemente en su esposa y en la actitud de los niños hacia el Señor. Él totalmente confía en el Señor y lleva a su familia a hacer lo mismo. 

¿Lo que está pasando en tu corazón? ¿Es orgulloso o humilde bajo la autoridad de Cristo? ¿Ha aceptado su posición como el líder espiritual de su hogar? Si es así, participe con su esposa como herederos del don gratuito de Dios de la vida. Aprende a amarla como el Señor la ama. Admita sus errores, pida su perdón, y servirla bien para que sus oraciones prosperen para la gloria de Dios. 

“El Señor me dijo:” Ve y ama a tu esposa de nuevo…. Ámala como el Señor ama” (Oseas 3:1). 

Preguntas: ¿Debo humillarme diariamente ante el Señor y mi esposa? ¿Ella normalmente siente mi amor y respeto por ella? ¿La amo tanto como Cristo amó a la iglesia? 

La Biblia nos enseña: “Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él allanará tus sendas.” (Proverbios 3:5-6) 

 

Fuente:     Boyd Bailey – “Wisdom Hunters”  Adaptado y traducido al español y portugués por Mission Venture Ministries 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: