Posteado por: mvmspanish | octubre 10, 2013

LA OBEDIENCIA INSTANTÁNEA – Mateo 21:28-30

Obediencia - Mateo 21 vs 28-30

Había un hombre que tenía dos hijos. Se dirigió al primero y le pidió: “Hijo, ve a trabajar hoy en el viñedo.”  “No quiero”, contestó, pero después se arrepintió y fue. Luego el padre se dirigió al otro hijo y le pidió lo mismo. Éste contestó: “Sí, señor”; pero no fue. Mateo 21:28-30 

Obediencia instantánea es un indicador de un corazón que ama a Dios. Alguien que dice no al Señor, pero luego se arrepiente y obedece disfruta de Su misericordia. Sin embargo, alguien que inmediatamente dice que sí, pero nunca sigue es un mentiroso que pierde la misericordia de Dios. Sí, un juramento de obediencia a Jesucristo es una promesa que requiere una acción rápida. Una respuesta honesta de no, al Todopoderoso se puede convertir a la obediencia, pero un deshonesto sí, que pasivamente desobedece es adonde la autoridad moral está ausente.

¿A veces se ve a sí mismo aceptando sólo para apaciguar a una autoridad sin la intención de seguir adelante? ¿O mide usted sus palabras y compromisos con un objetivo genuino de hacerlo? El apaciguamiento de obtener la armonía en el corto plazo, sólo agravará la decepción en el largo plazo. Es mejor enfrentar la verdad y experimentar algunas de las críticas que ocultar sus verdaderas intenciones hasta que se revelan en una revelación dramática. La obediencia comienza con la transparencia.

Porque les digo a ustedes, que no van a entrar en el reino de los cielos a menos que su justicia supere a la de los fariseos y de los maestros de la ley. Mateo 5:20

Aquellos que se esconden detrás de la actividad religiosa, sin la intención de la auténtica obediencia a la voluntad de Dios perden sus bendiciones, incluso la salvación. El Reino de los Cielos no se hace con las manos, pero es nacido en el corazón de aquellos que se arrepienten y creen en el evangelio de Jesucristo. Nosotros, los que nos llamamos cristianos debemos honestamente preguntarse qué reino estamos construyendo, ¿Su o el nuestro? Cuando volcamos el control a Cristo, podemos descansar en Él. Nosotros confiamos y obedecemos porque este es el camino a la voluntad de Dios.

¿Dónde está tu Padre Celestial te llamando a obedecerle? Tal vez hay una relación que debe cesar, un trabajo que necesita ser cambiado, o un amigo que necesita para perdonar. Cristo puede estar te llamando para una temporada en el extranjero o para una ciudad más cerca de su familia. Cualquiera que sea y dondequiera que el Espíritu Santo está guiando tu corazón, que no se demore y obedezca inmediatamente la guía del Espíritu. Podrías haber dicho no, sólo para darse cuenta de su error. ¡Cambie su mente, traga el orgullo y obedezca!

Antes de sufrir anduve descarriado, pero ahora obedezco tu palabra. Salmo 119:67

Oración: Padre Celestial, dame la sabiduría para saber qué hacer y el coraje para hacerlo.

FUENTE: © 2013 por Boyd Bailey. Todos los derechos reservados. Wisdom Hunters Resources

TRADUCIDO POR: Mission Ventures Ministries


Responses

  1. La salvación no se pierde…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: