Posteado por: mvmspanish | agosto 5, 2012

LA FE TRAE JUSTICIA – Gálatas 3:1-5

“¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? 2 Esto solo quiero saber de vosotros: Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? 3 ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne? 4 ¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano. 5 Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe? – Gálatas 3:1-5

Pablo había predicado el evangelio con claridad a los Gálatas, y parecía que entendieron las grandes doctrinas, la salvación por la gracia y la libertad en Cristo, y le era difícil entender cómo habían sido extraviados tan rápido.

Los verdaderos cristianos reconocen que la vida en Cristo comienza por la obra del Espíritu Santo. No puede ser perfeccionado o llegar a la madurez a través de la carne. Sin embargo, en muchas iglesias hoy en día las personas creen que pueden. En los tres primeros versículos, Pablo quiere que ellos (y nosotros) entendamos que la santificación viene por la fe en el poder del Espíritu Santo. Pablo llamó a los gálatas insensatos por comprometer el evangelio de la gracia, apoyándose en el esfuerzo humano para la santidad personal y la madurez espiritual en vez de poner la confianza en Dios para la salvación.

En estos días de apostasía, esto es aún un problema mayor que lo fue en la época de Pablo, ya que en este mismo momento en la historia, las personas que admiten ser cristianos están siendo“llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error” – Efesios 4:14. Muchos de los que profesan ser cristianos han, al igual que los Gálatas, sido “hechizados” por la enseñanza de los falsos maestros y líderes religiosos.

Ellos se han alejado de la pureza del evangelio por la fascinación y la seducción de las falsas enseñanzas, y por las palabras engañosas de sus maestros. Si hubieran actuado por la verdad que se les había enseñado, ellos no habrían caído víctimas.

Mirando a los líderes religiosos muchos de ellos se consideran de mente abierta en su nuevo pensamiento, pero Pablo los llamaría ‘tontos’ tal como lo hizo a los Gálatas. Él escribe a los Colosenses que “el verdadero conocimiento del misterio de Dios, es decir, Cristo mismo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.” (Colosenses 2:2-3)

Es triste ver lo que está sucediendo hoy en día como lo fue con los gálatas, donde las personas están siendo engañadas a pensar que la santificación era algo que necesitaban llevar a cabo por su cuenta. Los gálatas tenían la salvación por fe y habían sido sellados por el Espíritu Santo, pero ahora fueron víctimas agradables a una forma falsa de la santificación. “¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?” (Gálatas 3:1)

Pablo pregunto a los creyentes de Galacia: “¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? – Gálatas 3:2. La razón por la que pregunto esto es porque estaban siendo engañados por las falsas enseñanzas de los judaizantes que decían que había que añadir obras a la fe. Además a crecer en Cristo mediante la adición de las obras a su fe. Si una persona recibe la salvación eterna y la plenitud del Espíritu Santo confiando plenamente en Cristo crucificado, ¿por qué cambiar el poder sobrenatural por el esfuerzo humano? Eso es lo que Pablo quería saber. No podemos alcanzar una meta espiritual por medios naturales. El Espíritu Santo produce vida espiritual, y también la sostiene.

“¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?” (Gálatas 3:3). Del mismo modo, la adhesión a las restricciones religiosas externas puede ser más fácil que servir a Dios en la libertad del Espíritu. Por eso, algunos creyentes del primer siglo de Galacia querían vivir bajo la ley mosaica, a pesar de que en Cristo ya no estaban obligados por la ley.

Muchos cristianos siguen un patrón similar. Ellos buscan la seguridad colocándose bajo un sistema legalista que no requiere más que una buena conducta externa. En muchos casos, el hacer y no hacer son meramente culturales, y no bíblico. A pesar que su conducta externa en general puede ser aceptable, en realidad están escapando hacia una forma sutil de esclavitud. La obediencia a las normas aceptadas sólo tiene valor cuando nuestras acciones reflejen un cambio de corazón y expresan gratitud a Dios por su salvación.

 


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: