Posteado por: mvmspanish | marzo 12, 2012

¿QUÉ EXIGE DIOS DE SU PUEBLO? – Miqueas 6:8

“Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.”

¿Se puede caminar con Dios? ¡La Biblia nos enseña que si podemos! Miqueas fue uno de los muchos que lo hicieron. Él era un profeta para el pueblo de Judá en una época de gran maldad e injusticia. Había falsos profetas, líderes crueles, violencia y corrupción. Los sacerdotes, que debían representar a Dios en el templo y enseñar a la gente la Palabra, eran codiciosos y malos. Estaban tomando ventaja de los pobres y de las viudas y los jueces aceptaban sobornos. Los hombres de negocios fueron deshonestos en sus tratos y engañaban a la gente. Era muy similar a nuestro mundo de hoy. Para traer esperanza, Miqueas promete un Libertador Divino, el Mesías, que rescataría a los piadosos de la opresión y establecería la justicia en la tierra.

Dios quiere que pensemos en nuestro comportamiento y la actitud hacia Él. Necesitamos la ayuda de Dios, así que ¿cómo lo hacemos? Con una caminata diaria con Jesús, así lo podemos hacer.

Al estudiar la Palabra de Dios, Él nos ayuda. Dios quiere que nosotros recordemos como Él ha tratado con nosotros y como nos rescato y protegió en el pasado. Esto debería darnos una idea clara de su justicia y su amor para nosotros.

En el versículo 6 se pregunta: “¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con holocaustos, con becerros de un año de edad?”

No podemos comprar su amor a través de bienes materiales. Dios quiere que seamos dedicados a Él. Las Escrituras revelan que Dios espera que Su pueblo, manifieste Su carácter por palabras y acciones a todas las naciones. Dios espera que sean modelos para los demás mediante la justicia, al actuar con bondad hacia todos, y caminar humildemente, y esto es lo que Él exige de nosotros hoy día.

Vemos cómo Dios trata a quienes Él ha redimido de la esclavitud. Cómo les ha bendecido con el amor y la misericordia. Cómo les ha amado con el fin de salvarlos de ellos mismos y como Él los ha llevado a una nueva vida. Pero eso no fue suficiente para Israel, y por desgracia no es suficiente para nosotros. A pesar de la gracia de Dios hacia su pueblo en el Antiguo Testamento, ellos llegaron a renegar de su pacto con Él. Siguieron buscando sus propios caminos y estableciendo sus propios dioses. Una y otra vez fueron disciplinados, y otra vez volvieron a sus caminos pecaminosos.

No podemos caminar con Dios, sin un Salvador y es por eso que Dios envió a Su Hijo. A través de este niño, Dios conduciría a aquellos lavados por la sangre del Cordero. Dios guiaría a su pueblo a la nueva vida, protegiéndolos, sin embargo, disciplinándolos cuando sea necesario, en cada paso del camino. Todo lo que Dios les pediría a cambio es que, una vez más, que mantenga su atención en Él y ande en Sus caminos, mostrando amor y bondad, misericordia y gracia a todo el mundo alrededor de ellos, porque a ellos mismos se les había mostrado misericordia.

¿Qué es necesario para que despertemos? ¿Qué tenemos que hacer para ser justos ante el Señor? Tenemos que ser humildes y escuchar, todo el tiempo, Dios nos está diciendo lo mismo que hace mucho tiempo, actúen con justicia, amen la misericordia, y humíllense ante Mí, y El hará el resto.

¿Vamos a escuchar la llamada de Dios a la bondad? Nosotros, como creyentes, a través del Espíritu Santo, ¿actuaremos justamente hacia los demás, mostrando gracia mientras caminamos humildemente con Dios? Esto es lo que Dios quiere de nosotros, es por eso que Jesús vino al mundo para redimirnos.

Miqueas 6:8 debería ser un recordatorio de que la gracia es gratuita y que una vida de fe es nuestra respuesta de agradecimiento. Recuerde estos actos con el fin de saber que a pesar de la justicia inmensa de Dios, Él se dedicó con pasión a Su pueblo. Él dijo: “Si se conducen según mis estatutos, y obedecen fielmente mis mandamientos, yo les enviaré lluvia a su tiempo, y la tierra y los árboles del campo darán sus frutos” (Levíticos 26:3-4) y continúa en (v12), “y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo.”

Sí, podemos caminar con Dios mediante el estudio de Su Santa Palabra obedeciendo Sus estatutos y guardando Sus mandamientos.

 

Anuncios

Responses

  1. Bendiciones, por favor extiendan la lectura de Numeros18, desde el versiculo 18 hasta finalizar el capitulo en el versiculo 32. Seria bueno, que ustedes los pastores hicieran predicaciones de la palabra de Dios, sin esconderla como lo han hecho durante silgos los sacedotes del Vaticano.

    El Señor derrame sabiduria y llene sus corazones de amor.

    Alvaro Ortiz.

  2. me gusto mucho este estudio Biblico espero en Dios que su sabiduria siga derramndose en Usted, para que el pueblo de Dios sea bendecido atraves de estos estudios.

    Luis Emilñio Castillo.

  3. hermosa enseñanza y bendicion es la palabra y el estudio la verdad me toco mucho les doy gracias por esta pagina bendiciones

    • Sivana, gracias por su comentario. Las palabras son del Señor, somos solamente Sus instrumentos aquí en la tierra. Bendiciones


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: