Posteado por: mvmspanish | febrero 27, 2012

JESÚS ENSEÑA ACERCA DE CONFIAR EN PERSONAS – Juan 2:24-25

24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos, 25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.” Juan 2:24-25  

Nuestro Señor conocía todos los hombres, su naturaleza, sus disposiciones, afectos, Él cuyos ojos son como antorchas de verdad puede mirar dentro de nuestros corazones y almas.

Él sabe quien son sus enemigos astutos, y todos sus planes secretos y malos, Él sabe quiénes son los hipócritas y dónde están ubicados, Él conoce sus verdaderos caracteres. También sabe quien son verdaderamente suyos, Él conoce su santidad, su integridad y su amor a Él, y Él también conoce sus debilidades. Dios sabe que la gente hará lo que ellos quieren hacer, Cristo sabe lo que hay en ellos, Él pondrá a prueba todos los corazones. Tenga cuidado con una fe muerta, o una profesión formal: no deben confiar en profesores carnales y vacíos, hombres fingirán y actuarán para los demás y a sí mismos, pero no se puede engañar a Dios Todopoderoso o el Espíritu Santo, que escudriña el corazón y los motivos.

Jesús no se fiaba de estas personas, que creyeron en Él, sobre la base de sus milagros, Él no los tiene en el número de sus asociados, Él no los admite a una comunión íntima con Él; Él no dialogó libremente con ellos, o paso mucho tiempo con ellos, pero pronto los dejó y se fue a otras partes de Judea y Galilea.

Jesús conoce a todos los hombres, buenos y malos, todos los pecadores malvados, mentirosos, y todos sus actos públicos y privados; Él conoce la maldad de sus corazones engañosos. Sabía que iban a tratar de destruir a Jesús y sus verdaderos creyentes, Él sabía que algunas de estas personas iban a llorar a gritos en las calles; crucifícale, crucifícale destruir y silenciar a esta persona que nos ha molestado e irritado porque nos dice la verdad acabemos con el Hijo de Dios y con cualquiera que se atreva a decir la verdad.

Jesús también conoce a los que son verdaderamente Suyos, las personas que Le han hecho Señor y Salvador de sus vidas. Él conoce a las personas que Él ha lavado, salvado, santificado y justificado por su sacrificio y su sangre. Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz,” así es como Jesús realmente sabe quiénes son los verdaderos hijos de su Padre, porque siempre están escuchando Su voz y obedeciéndolo. Juan 10:27

Jesús conoce la cizaña, y también sabe quiénes son en realidad el buen trigo Él conoce a sus santos y sabe quien son los hipócritas y dónde se han incrustado en su Iglesia. (Mateo 23:24-29)

***

“Millones de personas se llaman por Su nombre y pagan un homenaje simbólico a Jesús, pero una simple prueba mostrará lo poco que Él es realmente honrado entre ellos. Que el hombre común y corriente se sometiera a la prueba sobre la cuestión de quién o qué es realmente importante, y su verdadera posición será expuesta. Que se verá obligado a hacer una elección entre Dios y el dinero, entre Dios y los hombres, entre Dios y la ambición personal, Dios y el yo, Dios y el amor humano, y Dios tomará el segundo lugar cada vez. Esas otras cosas serán exaltadas por encima de Él. Sin embargo, el hombre puede protestar la prueba está en las decisiones que él hace día a día durante toda su vida.”

A.W. Tozer, “La búsqueda de Dios”

***

El hecho sorprendente de nuestra era de la iglesia de Laodicea es que muchos, y quizá la mayoría de la gente de pie en el púlpito con sus personas escogidas “que siempre dicen si” para sostener su engaño y “doctrinas de demonios” estos son las cizañas y los hipócritas. Esta comitiva de los impíos se levanta en frente, representando sus interpretaciones, pero en realidad, ellos son hipócritas y fraudes.

La mayoría de estas personas nunca han sido llamadas, designados y ungidos para el ministerio por El Dios Todopoderoso.

Como hombres y mujeres de Dios es vital que enseñemos la verdad absoluta, pero es igualmente importante que absolutamente obedezcamos y vivamos la verdad. ¿Cómo podemos saber cuándo estamos en presencia de un verdadero hombre o mujer de Dios? La respuesta es muy simple Jesús siempre será el centro de atención. Siempre habrá un aroma, una fragancia de pureza, humildad y el amor de Dios en el corazón, donde Jesús reina realmente como Señor y Salvador.

Jesús nos prometió que cuando nos convertimos en verdaderos creyentes en Él y en la salvación que Él compró para nosotros en el Calvario de nuestros propios corazones correrán ríos de agua viva. Cuando tenemos el agua viva de la verdad y del amor que emana de nuestras vidas, todos alrededor de nosotros serán animados y refrescados, y nuestro Salvador será glorificado.

 

                                             D.L. Russell – Mission Venture Ministries    

Anuncios

Responses

  1. Si amen


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: