Posteado por: mvmspanish | octubre 10, 2011

Salmo 37:23 – EN SUS PASOS

“Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y él aprueba su camino.” (Salmo 37:23)

No hay nada más satisfactorio para un creyente que vivir en la voluntad de Dios. Y es bueno saber que Dios realmente se deleita en llevarnos por ese camino que Él establece para nosotros. Hay muchos versículos de la Biblia en este sentido. Uno de los más conocidos es: “Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas” (Proverbios 3:6).

Ese versículo nos da un principio básico para conocer Su manera. Hay que buscar Su guía en todo. Por supuesto, no puede ser un camino fácil. “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas” (1 Pedro 2:21).

Aun cuando el camino parece difícil a veces, es un buen camino, ya que Le honra. “Él me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre” (Salmo 23:3). Él es el Buen Pastor, y si perdemos el camino por un tiempo, y nos humillamos Él nos traerá de vuelta. Como dijo el profeta: “Señor, yo sé que el hombre no es dueño de su destino, que no le es dado al caminante dirigir sus propios pasos.” (Jeremías 10:23).

Para asegurarnos de que no estamos a la deriva lejos de la ruta y para estar seguro de no desobedecer o cuestionar su Palabra escrita, deberíamos pedir al Señor diariamente para que “Guía mis pasos conforme a tu promesa; no dejes que me domine la iniquidad” (Salmo 119:133).

La Palabra de Dios son mandamientos que deben ser obedecidos, el testimonio que tenemos que compartir, el precepto de que tenemos que practicar, la promesa que debemos reclamar y la forma en que tenemos que seguir. Las Escrituras son la revelación de lo que Dios quiere para los creyentes y para tener comunión con ellos. Ella revela quien Él es en toda Su santidad y justicia.

El Señor promete que: “Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: «Éste es el camino; síguelo»” (Isaías 30:21).

Jesús prometió que: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen” (Juan 10:27). Siempre podemos orar y pedir como lo hizo David: “SEÑOR, hazme conocer tus caminos; muéstrame tus sendas.” (Salmo 25:4), y Él es misericordioso para escuchar y responder a nuestras oraciones, porque Jesús dijo: “Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo” (Juan 14:13). Y en Juan 15:7 nos dice: “Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá.”



Responses

  1. Abeces pensamos q Dios no esta escuchando nuestras peticiones pero no es asi xq el sane save y Conoce nuestros pensamientos desde el vientre de nuestra Madre


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: