Posteado por: mvmspanish | julio 25, 2011

LA VIDA ES EL REGALO DE DIOS, PERO NUESTRA ELECCIÓN – Deuteronomio 30:19

“Yo he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Así que elige la vida para que vivas, tú y tu descendencia.” – Deuteronomio 30:19 

Este versículo nos dice que la elección es nuestra: el Señor ha “puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición” y la gente debe “elegir la vida, de modo que usted y sus hijos puedan vivir”.

La vida aquí no se refiere sólo a la vida física, sino a la bendición y el favor en todas sus dimensiones. Moisés no estaba preocupado únicamente con la duración de la vida de las personas, pero con la calidad de su fe y peregrinación. Dios quiere la vida en abundancia para sus hijos. Jesús dijo: “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” – Juan 10:10

Sólo cuando nuestros corazones son correctos puede nuestras vidas reflejar totalmente el objetivo y voluntad del Señor. Es por eso que el primer mandamiento es tan importante: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma y con toda tu mente.” Moisés lo registra en Deuteronomio 6:5 y Mateo, Marcos y Lucas, testifican Jesús proclamar este mandamiento en los  Evangelios, seguido por el segundo que es semejante a éste: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Como se nos dice, tanto en el Antiguo y Nuevo Testamento, debemos amar a Dios en primer lugar antes de que lo segundo sea posible.

A diferencia de los hijos de Israel, recordemos que tenemos su revelación y mucho más. Tenemos un conocimiento aún más completo de la palabra de Dios y Su voluntad. Tenemos la completa Escritura Santa a nuestra disposición, y tenemos al Espíritu Santo que mora en nosotros y nos guía a toda verdad. Si desobedecemos la palabra del Señor, tenemos hasta menos excusa y consecuencias igualmente graves.

Así que elige sabiamente hoy a quién vas a servir. Sea obediente y escuche al Espíritu Santo que habita en los que han aceptado a Jesús como su Señor y Salvador. Cuando usted no puede ver los resultados de tal fidelidad, confíe en Dios para el futuro y le siguen en el presente. “En cuanto a mí y mi casa serviremos a Jehová”. – Josué 24:15

Elegir la vida es una decisión diaria, por lo tanto, tenemos que elegir sabiamente, porque todos estamos viviendo y muriendo con las elecciones que hacemos. Nuestras elecciones tienen consecuencias. Nuestras elecciones determinan la calidad de nuestras vidas en este mundo y para la eternidad. Si usted rechaza, desobedece o ignora los principios de Dios usted es el que se hace daño y tiene que sufrir consecuencias eternas.

Dios pone delante de la gente la oportunidad de elegir amar, obedecer y mantener cerca a Él, lo que significa vida. ¿Qué opciones tiene usted que hacer acerca de amar, obedecer y confiar en Dios? Recuerda, la vida es el regalo de Dios, pero es nuestra elección.

“Por lo tanto, tener cuidado en cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando al máximo su tiempo, porque los días son malos. Así pues, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.” – Efesios 5:15-17


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: