Posteado por: mvmspanish | julio 11, 2011

CONFÍE EN LAS PROMESAS DE JESUCRISTO – Juan 14:1-3

Estos son algunos de los versos más bellos de la Biblia. Jesús dice: “No dejes que se turbe vuestro corazón, creed en Dios, creed también en mí.2 En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho, porque yo voy a preparar lugar para vosotros.3 Si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.” – Juan 14:1-3

Dios dio muchas promesas tanto en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Él prometió a los hijos de Israel, una tierra donde habría la leche y la miel. Tomó un tiempo para que la promesa se cumpliera pero fue cumplida.

Prometió un Mesías, y llevó mucho tiempo. Pero, también, se cumplió. Jesús, el Salvador nació en Belén hace unos 2000 años.

En los versículos anteriores, Dios promete que Él va a regresar para nosotros. A la hora señalada, los verdaderos creyentes estarán con Él para siempre. Esta promesa se cumplirá pronto, también.

Voy a preparar lugar para vosotros – Por Su yendo se supone Su muerte y ascensión al cielo. La representación aquí es tomada de uno quién está en un viaje, quién va antes de sus compañeros para proporcionar un lugar para alojarse en, y hacer los preparativos necesarias para ellos. Esto claramente significa que Jesús, por el trabajo que Él debía realizar aún en el cielo, aseguraría su admisión allí.

Entendemos por Juan 14:2-3 que uno de los propósitos de Jesús cuando Él regresó al cielo en la ascensión fue a preparar un lugar para su novia.

Jesús estaba consolando a sus discípulos diciendo, voy a llevarte a la casa de mi Padre, y será su casa, también. Él dice: “En la casa de mi Padre hay muchas moradas”. La palabra griega utilizada por Jesús para morada es (casa, residencia La palabra que Jesús usó viene de la costumbre judía que cuando un hijo se casó, él fue a la casa de su padre y construyó un lugar adicional para él y su novia para vivir en antes de que él volviera para traer su casa y consumar el matrimonio. Para más información ir a: http://www.arielm.org/dcs/pdf/mbs039m.pdf (por ahora, este articulo esta solamente disponible en ingles).

El tiempo es corto y Jesús vuelve pronto para Su novia. Aquellos que han dado su vida a Jesús y lo han hecho su Señor y Salvador irán a la casa del Padre. Nos pondremos nuevos cuerpos glorificados, y viviremos con Él para siempre. 1 Corintios 15:50-54 nos dice: “Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. 51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”

Podemos confiar en las promesas de Dios, como Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí” – Juan 14:6. ¡Qué extraordinaria promesa! Él dice, no voy sólo a mostrarle el camino, o decirle el camino, o escribir las instrucciones en sobre cómo llegar  allí. Voy a volver para usted y conducirle a la casa de Mi Padre. “Porque el Señor mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. ” – 1 Tesalonicenses 4:16-17

Sea cual sea su carga, la solución de un corazón atribulado sigue siendo la misma, a confiar en Jesús y hacer Lo el Señor y Salvador de su vida. Él dijo: “Yo nunca te dejaré.” Confíe en las promesas de Jesús.


Responses

  1. Estoy conociendo a Jesucristo por 20 lustros. y verdaderamente nunca me ha dejado ni desamparado,aun en la angustia y la tribulacion, siempre me ha bendecido y estoy agradecido de Su misericordia y bondad y le pido por el mundo para que todos busquen la bondad y el amor de Dios.

  2. gracias señor jesus por ser mi salvador y otorgarme la vida eterna tal como lo has prometido. gracias por convertir mi vida en tu vida para así dar fe de todas y cada una fe tus promesas para todos los que creemos en tí y que cada vez más hayan creyentes en todos los rincones de éste planeta. amén.

    • Gracias Jesus David por su comentario. Que Dios te siga bendiciendo ricamente.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: