Posteado por: mvmspanish | febrero 8, 2011

TENGA CUIDADO CON LOS FALSOS MAESTROS – 1 Timoteo 6:3-11

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales”  –  1 Timoteo 6:3-5.

Pablo comenzó esta carta a Timoteo con advertencias sobre falsos maestros “como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina,” – 1 Timoteo 1:3. También refutó algunas de las enseñanzas peligrosas “el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores ya doctrinas de demonios”   –  1 Timoteo 4:1.

Pastores y líderes religiosos, especialmente en la iglesia local debe monitorear constantemente lo que se enseña porque es fácil de insertar las falsas doctrinas. “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno” –  Hechos 20:28-31.

Una de las marcas de identificación de un falso maestro es que se niegan a adherirse a la enseñanza divina – Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe” – 1 Timoteo 6:3. En el Antiguo Testamento, la primera prueba de Isaías para cualquier profesor es “Si no dicen conforme a esto, es porque no les ha amanecido” – Isaías 8:20

Otra marca de un falso maestro es su actitud. En lugar de ser humilde, un falso maestro “está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas” – 1 Timoteo 6:4. También “queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman” – 1 Timoteo 1:7.

Cuando no tenemos los maestros piadosos que enseñan a la gente las verdades bíblicas ellos son “privados de la verdad” sin embargo, piensan que están descubriendo la verdad; ¡Qué tragedia! Para empeorar las cosas, piensan que los argumentos en sus reuniones semanales, durante el cual intercambian su ignorancia, son un medio de crecimiento en gracia, cuando el resultado es exactamente lo contrario.

Los falsos maestros utilizan su profesión religiosa como un medio para hacer dinero. Para ellos es sólo un negocio religioso. ¡Qué desgracia! Hoy día vemos más y más pandilleros religiosos que se aprovechan de la gente crédula, con la promesa de ayuda al tomar su dinero. Sin embargo, sabemos que la riqueza no es duradera “porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos” – 1 Timoteo 6:7. Y el deseo de riqueza conduce al pecado, “porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”- 1 Timoteo 6:9-10.

Pablo dijo a Timoteo “que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina” – 2 Timoteo 4:2. Su propósito era convencer a estos maestros “para que sean sanos en la fe” – (Tito 1:13).

Los líderes piadosos deben proteger a la iglesia de las falsas enseñanzas, porque falsas doctrinas son como la levadura. Entra en secreto, crece rápidamente, y se impregna por completo (Gálatas 5:9). El mejor momento para atacar a la falsa doctrina es al principio, antes de que tenga la oportunidad de propagarse. Esto es muy importante porque marca la diferencia entre la vida y la muerte, si usted cree en la verdad de la Palabra, o cree en la mentira. Usted puede elegir lo que quieren creer, pero no puede cambiar las consecuencias eternas.

Pablo sigue diciendo a Timoteo: “Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre” – 1 Timoteo 6:11. La palabra huir se refiere aquí a la separación o de retirarse de los pecados de los falsos maestros.

Tenemos que recordar que no toda la unidad es buena, y no toda división es mala. Llega un momento en que un siervo de Dios debe tomar una postura contra las falsas doctrinas y prácticas ateas, y separarse de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: