Posteado por: mvmspanish | mayo 23, 2010

CRESCIMIENTO ESPIRITUAL

Más bien, crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡A él sea la gloria ahora y para siempre! Amén.” 2 Pedro 3:18

Más de treinta años después de la muerte de Cristo, el autor de la Epístola a los Hebreos escribió a los cristianos judíos que fueron desalentadores en la fe, hasta el punto de pensar en un retorno al judaísmo.

El autor no oculta su frustración diciendo que por el tiempo transcurrido, estos creyentes deben ser maestros en la Palabra y el conocimiento de Jesucristo. Sin embargo, había retrocedido a una etapa infantil y espiritual sigue siendo “¿Necesita la leche y no alimento sólido” (Hebreos 5:12).

Años después de su conversión, sabían muy poco acerca de Cristo, y ahora estaban en peligro de caer lejos y regresar a sus viejas prácticas. Un mensaje similar fue enviado por Pablo a los Corintios, en referencia a la primera visita: Yo, hermanos, no pude dirigirme a ustedes como a espirituales sino como a inmaduros, apenas niños en Cristo. Les di leche porque no podían asimilar alimento sólido, ni pueden todavía” (1 Corintios 3:1-2).

Por desgracia, esta es la realidad de muchas iglesias y los miembros que siguen alimentándose de los principios de la doctrina, incapaz de soportar la comida sólida, lo que representa las enseñanzas más profundas. Es importante señalar que la falta de progreso intelectual y espiritual, no conduce a estancarse, pero para invertir y la apostasía.

La conversión es representada por la figura del nuevo nacimiento en la que el individuo permite la operación del Espíritu Santo en su vida, haciendo de él una nueva criatura en Cristo. Desde entonces vivió en “La novedad de vida” (Romanos 6:4), el crecimiento espiritual, siempre objetivo de la perfección de Cristo.

Alguien comparó la vida cristiana a un navegador, para no perder la pista, mantiene la proa de la embarcación hacia una estrella. De esta manera, se mantendrá en la dirección correcta. Así que, si mantenemos nuestros ojos fijos en Jesús, estamos en camino hasta su venida, cuando “ seremos transformados” revestidos “de lo incorruptible” (1 Corintios 15:52-53).


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: