Posteado por: mvmspanish | noviembre 28, 2011

Dios es el Alfarero y nosotros somos el barro – Isaías 64:8

“A pesar de todo, Señor, tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y tú el alfarero. Todos somos obra de tu mano.” – Isaías 64:8

La Biblia dice que Dios es el Alfarero y nosotros somos el barro. Cuando estamos abiertos a la voluntad de Dios en nuestras vidas, Él nos moldea, transforma, y santifica si andamos con Él.

Cuando venimos al Alfarero, tenemos que entregar todo, todas nuestras imperfecciones y dejar que Él sea nuestro Maestro. Tenemos que dejarle moldearnos y hacernos el vaso de honor que Él quiere que nosotros seamos.

Para que esto se logre, tenemos que tener el conocimiento de la Palabra de Dios antes de que Él pueda comenzar el proceso en nosotros. Cuando el alfarero coloca un pedazo de barro en una rueda necesita  echar agua a fin de hacerlo flexible y bastante suave para que él sea capaz de usarlo. Jesús es nuestra Agua Viva y la Biblia nos dice: “… para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable.” - Efesios 5:26-27

Por consiguiente, el primer paso que tenemos que tomar, si realmente queremos que Dios nos moldee en la clase de persona que Él quiere que nos hagamos, debemos dedicar tiempo en la Palabra de modo que nos hagamos flexibles y moldeables.

El siguiente paso es que la pieza de barro debe ser bien centrada en la rueda. La razón de esto es que si un pedazo de barro no está bien centrado en la rueda, el desgarrará finalmente antes de que el alfarero puede terminar el proceso. Del mismo modo tenemos que ser correctamente centrados en Jesucristo ante Dios puede comenzar a moldear y formarnos.

Estar centrado en Jesús es tener la vida totalmente entregada a Él donde Él está en control total. Jesús tiene que ser Señor y Salvador de nuestra vida.

Justo como el alfarero no puede moldear el pedazo de barro en el pedazo de cerámica que él trata de hacer a menos que sea perfectamente centrado en la rueda, del mismo modo el Señor no puede comenzar a trabajar correctamente con nosotros a menos que seamos perfectamente centrados en Él en plena rendición.

Si tratamos de vivir nuestra vida sin Jesús conduciendo y dirigiendo el camino, nuestras vidas con el tiempo se descomponen y nunca llegarán a cumplir con el destino divino a que Dios nos ha llamado. Por eso Jesús nos dice en Su Palabra que sin Él no podemos hacer absolutamente nada: Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.” - Juan 15:5. Dios también nos dice que si tratamos de construir nuestra propia casa sin su guía directa, que vamos a terminar trabajando “en vano” si tratamos de hacerlo todo a través de nuestros propios esfuerzos. “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican.” – Salmo 127:1

Una vez que la masa de barro tiene suficiente agua y se centra en la rueda, entonces el proceso de moldeo comienza. La rueda comienza a girar y la mano del alfarero hace presión en la cumbre del barro para crear una apertura y mueve sus manos en el interior del centro del barro. Él sigue constantemente formándolo y moldeándolo para que el resultado final sea el vaso que él desea hacer.

De la misma manera, la mano de Dios, literalmente, obra profundamente en nuestra alma y espíritu donde el trabajo de santificación realmente es hecho, moldeándonos y transformándonos en los santos que Él quiere que nosotros seamos.

Así como la pieza de barro tiene que confiar plenamente en el alfarero, de la misma manera tenemos que confiar plenamente en el Señor para moldar y transformar nuestras vidas. El barro está totalmente bajo Su control. Tiene que ser el cien por ciento cedido a Él. El barro debe ceder el paso a la mano del alfarero, si es para convertirse en algo útil. Por esta razón, tenemos que ceder a Dios rindiéndonos completamente.

Cuando estamos en las manos del Alfarero, sintiendo Sus presiones, sintiendo el moldeado de Sus dedos, nosotros podemos relajarnos y confiar en Él, porque sabemos que este Alfarero ha sufrido con nosotros y sabe cómo nos sentimos, pero está decidido a hacernos en un vaso útil y dispuestos a hacer toda buena obra: “En una casa grande no sólo hay vasos de oro y de plata sino también de madera y de barro, unos para los usos más nobles y otros para los usos más bajos. Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena.” - 2 Timoteo 2:20-21

Si permitimos que Dios use Su habilidad y su  poder para moldear a la gente, y en el carácter que Él quiere que seamos, todos debemos decir con Isaías: “Señor, tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y tú el alfarero. Todos somos obra de tu mano.”

About these ads

Responses

  1. Gloria y honra a DIOS muchas gracias a el por sus vidas y gloria a el por poner este mensaje me a servido mucho ya que el esta moldeando mi caracter estos dias…

    • gracias a dios por mi vida y la vida de mis hijos, en estos momentos me siento tan triste por q tengo un hijo de 21 años, que es muy malo conmigo, lo que mas me apena que recibirá la furia del señor pór ser mal hijo, yo lo adora, el me insulta me humilla, le doy comida educacion, lo necesario para vivir en forma decente, trabajo todo los días bendito el señor por darme trabajo y ser el sustento de mi humilde hogar, pero para mi hijo mi trabajo no vale nada, mi sacrificio tampoco,, para el solo soy una muerta de hambre, me dice atorrante, no me jodas,,,solo pido que mi señor bendito derrame su bendicion y su perdon, muchas veces imploro a mi Dios que me aparte del camino de mi hijo, pero a él que no lo aparte de mí

  2. hermosa palabra, me toca llevar el mensaje a la iglesia donde asisto, y queria ampliar mi conocimiento y esto me ha servido muchisimo. muchas bendiciones!!!

  3. Muy lindo el mensaje Dios es nuestro alfarero El fue quien nos creo gracias bendito Dios por todas las cosas que nos regala especialmente la vida es un regalo gratuito gracias.

    • Gracias Kimberling por sus comentarios, todo el honor y la gloria pertenecen a nuestro Padre. Bendiciones.

  4. hermosa enseñanza gloria Dios por sus vidas gracias me sirvio de mucha ayuda bendiciones

    • Gracias Marla por sus comentarios, todo el honor y la gloria pertenecen a nuestro Padre. Bendiciones.

  5. Gloria a Dios ¡ por su hermosa palabra. Bendiciones

    • Gracias Carmen por tu comentario. Todo el honor y gloria son para nuestro Señor. Bendiciones

  6. Doy muchas grCias a mi Dios por rescatar mi vida del mal y dejarme moldear con esas mAnos Santas que aún me siguen moldeando para poder ser un buen instrumento en sus manos, El sigue siendo fiel a El sea la gloria por siempre, Te amo mi Señor

    • Amen Luis. Oramos para que usted sigue siendo fiel al Señor. Bendiciones

  7. gracias por esta palabra ya que si nos dejamos moldear haremos la voluntad de DIOS Y no la nuestra ya que vivimos gracias a el


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 283 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: