Posteado por: mvmspanish | abril 19, 2011

EL GRAN MANDAMIENTO – Deuteronomio 6:5 y Mateo 22:37-40

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Éste es el primer y mayor mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la ley y los profetas.” – Mateo 22:37-40

Los dos mandamientos más importantes figuran en esta lista. Cuando leemos los Diez Mandamientos en Éxodo 20 y Deuteronomio 5, los primeros cuatro de los diez hacen hincapiés en amar a Dios y los últimos seis amar a nuestro prójimo.

El primer mandamiento aparece en Deuteronomio 6:5 y el segundo en Levítico 19:18 y está  mandado por Dios mismo“, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo: Yo soy el Señor.”

La Biblia está llena de mandamientos de amar a Dios y unos a otros: Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.” - Deuteronomio 6:5-7.

Cuando leemos cuidadosamente en estos versículos, podemos ver que el amar a Dios no es una opción es un mandamiento, el Señor es nuestro Dios. Si amamos a alguien o algo más que al Señor, entonces esa persona o cosa es nuestro dios, pero si lo amamos con todas nuestras fuerzas, entonces Él es nuestro Dios, Rey de reyes y Señor de Señores, nuestro Creador, Redentor y Salvador.

Después de establecer el primer mandamiento, para servirle con diligencia, guardar sus  estatutos,  preceptos,  ordenanzas y obedecer todas sus órdenes, él va a decirnos: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” - Mateo 22:39; Marcos 12:31.

¿Qué pasa con las personas religiosas que asisten a la iglesia pero se niegan a amar y obedecer al Señor? Hay una diferencia entre ir a la iglesia para una o dos horas el domingo, y tener una relación profunda y espiritual con Dios el Padre por medio de nuestro Mesías Jesús. Esto es lo que Jesús mismo dijo a la gente sobre religiosos: “Mas ¡ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios…. ¡Ay de vosotros, fariseos! que amáis las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plaza!… ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben!” – Lucas 11:42-44.

En otra ocasión Jesús dijo: “Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros.” – Juan 5:42. Y Pablo menciona en su carta a Timoteo: “Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.” – 2 Timoteo 3:2-5.

Las personas que se niegan a amar a Dios se les advierte: “¡Ay de ellos!” En otras palabras, son condenados a menos que se arrepientan de sus pecados y se vuelvan a Dios. Sólo ir a la iglesia y ser religioso está lejos de ser suficiente, ni el reclamar una religión. ¿Cuántos centenares de personas se engañan pensando que afirmar ser un cristiano es suficiente para llegar al cielo? Sin embargo, rara vez asisten a la iglesia, nunca dan a Dios ninguna parte de su tiempo, y la única vez que dicen el nombre de Jesús es como un insulto.

Aún peor son los adoradores de ídolos suplicando a las estatuas y adorando a estas imágenes en sus hogares. A estos, se les debe enseñar y darse cuenta de que la lealtad es para el único Dios viviente, nuestro Creador y Salvador. Tienen que arrepentirse, de lo contrario no entraran en el Reino de Dios. Simplemente alegando una religión no es suficiente. Jesús dijo: “Yo soy el  camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí.” – Juan 14:6

Amar a Dios con nuestra alma significa que debemos amar a Dios con toda nuestra vida  todo nuestro ser, no significa ser un cristiano por dos horas a la semana que está sentado en la iglesia, alguien que esté involucrado en una religión vacía y que encuentra una forma de compresión de Dios en sus vidas como idea religiosa de último momento. Por otra parte, debemos amar a Dios hasta el punto de sacrificar la vida por él. El mismo Jesús lo hizo por nosotros y es lo que Jesús nos llama a hacer. Para ser aceptable a Dios, hemos de ser “sacrificio vivo”. Eso significa que vamos a vivir totalmente para Dios, y conscientemente nos  comprometemos a amar al Señor, si es necesario, hasta el punto de la muerte. “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en  sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. “ - Romanos 12:1.

Jesús amó al Padre y Él le escuchó, prestó atención y le obedeció. Jesús nos ha amado con toda su vida y alma, hasta que exhaló su último aliento. “Antes de la fiesta de la Pascua comenzó, sabiendo Jesús que había llegado el momento para él de dejar este mundo y volver al Padre. Y como había amado a los suyos en el mundo, los amó hasta el fin” – Juan 13:1. Jesús nos amó con todo su corazón (Él nos amó lo suficiente para morir por nosotros), con toda su vida y el alma (Se entregó el espíritu para nosotros), con su mente entera (Él tomó una decisión consciente de ir voluntariamente a la cruz para nosotros), y con toda su fuerza (Él derramó su sangre por nosotros como un sacrificio vivo) por lo que debemos amar a Dios con el mismo compromiso total.

Que podamos aprender con la ayuda del Espíritu Santo a “amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.” Amén.

About these ads

Responses

  1. Las dos relaciones y los dos mandamientos más importantes son amar a Dios y a nuestro prójimo, como dijo Jesús. Toda la ley y los profetas se basan en estos dos mandamientos:

    http://www.jariiivanainen.net/elabismofuecruzado.html

  2. Excelente palabra.. Dios es Perfecto, Nos Ama incondicionalmente.. Lamentablemente hay personas que tiene sus Biblias en casa y no la leen y tienen algun ídolo en su sala, es triste ver eso.. El Sr. Tenga misericordia.. Bendiciones!!

  3. Dios es amor pero tabién es fuego consumidor

  4. Me gusta esta palabra,pero en las Iglesias hay lideres que permiten a los fieles a no amar a Dios . Explico no importa si el hermano no viene, total el señor sabe, no importa si no ora total el señor sabe , no importa si no adora total el señor sabe,lo que muchas veces les interesa son las ofrendas y diezmos y hacen al señor complice de nuestra falta de amor para Dios.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 283 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: