Posteado por: mvmspanish | septiembre 26, 2010

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo – Apocalipsis 3:20

La Iglesia Apóstata

“Dices: ‘Soy rico; me he enriquecido y no me hace falta nada’; pero no te das cuenta de que el infeliz y miserable, el pobre, ciego y desnudo eres tú.” (Apocalipsis 3:17)

La iglesia ha cambiado mucho en los últimos años y ha “dejó a su primer amor”. Un asombroso número de iglesias de hoy, enseñan doctrinas de demonios (1 Timoteo 4:1 – El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas.”)

Vemos en Apocalipsis la reprimenda de Cristo a la iglesia en Laodicea, la iglesia “tibia”, que refleja la imagen de la iglesia de los últimos días. (Apocalipsis 3:16 – “Por tanto, como no eres ni caliente ni frío, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca.”)

El candelabro de esta iglesia se encuentra todavía en su lugar (nota Apocalipsis 1:20 –” Ésta es la explicación del misterio de las siete estrellas que viste en mi mano derecha, y de los siete candelabros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candelabros son las siete iglesias” y en (Apocalipsis 2:5 – “¡Recuerda de dónde has caído! Arrepiéntete y vuelve a practicar las obras que hacías al principio. Si no te arrepientes, iré y quitaré de su lugar tu candelabro.”) Pero se ha convertido en  iglesia neutral, “ni frío ni caliente” (Apocalipsis 3:15 – “Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. ¡Ojala fueras lo uno o lo otro!”)

La razón de ser tibio, es porque se ha hecho “rica, orgullosa y aumentado con bienes”. Las iglesias pueden haber adquirido edificios grandes y hermosos, desarrollado programas especiales de muchas clases, presentado una variedad de interpretaciones teatrales, e incluso  poder político. ¡Sin embargo, Cristo la llama pobre, ciega y desnuda!

Por supuesto, no todas las iglesias son como esta, pero la apostasía de los últimos tiempos está llevando a muchos fuera del “primer amor”, y ese es el verdadero peligro. El deseo de grandes congregaciones puede conducir fácilmente a comprometer las normas bíblicas de la doctrina. Pablo instruye a Timoteo “que permanecieras en Éfeso y les ordenaras a algunos supuestos maestros que dejen de enseñar doctrinas falsas” (1 Timoteo 1:3)

La advertencia a las iglesias nos muestra que el desarrollo de la complacencia como en cualquier iglesia, ya sea grande o pequeña, es el descuido de estas tres doctrinas, la suficiencia de Cristo, la autoridad infalible de la Palabra de Dios, y la creación especial de todas las cosas por Dios.

La carta a esta iglesia termina con la triste imagen de Cristo de pie en su puerta, que solicite su ingreso (v. 20 – “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo: si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo) y continúa en (v. 22 – “El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias “.

About these ads

Responses

  1. Gracias a Dios por ustedes que se preocupan por llevar el mensaje verdadero Dios les siga dando ese conocimiento .

    • Gracias Fabo por tu comentário. Toda la honor y gloria son para nuestro Señor. Bendiciones


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 272 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: